miércoles, 23 de diciembre de 2015

Son domaine, c'était les nuages

Olivier Rolin
Le météorologue

Hay regalos que sólo pueden llegar de París.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El daimon de Bruto

"Era la noche muy profunda, su tienda la alumbraba una luz no muy clara y todo el campamento estaba en silencio. Él, envuelto en sus r...