viernes, 21 de agosto de 2015

Un poquito de mala leche

En Jacinta la pelirroja (1929) cantaba José Moreno Villa:

Quisiera morir habiendo
sido poeta, carpintero,
pintor, filósofo, amante y torero.
¡Ah! y cantor negro
de un jazz que siento
a través de diez capas de suelo.

Que en traducción libre quiere decir:

Quisiera vivir siempre
siendo coach, oenegero,
grafitero, tertuliano, promiscuo y animalista. 
¡Ah! y skatero 
de una música que siento
cada vez que como eskater me revelo.

Cambian las listas de pecados, pero su número me parece a mi que permanece inalterable. Ahora uno de los pecados más grandes en los decálogos de los defensores del Bien es el toreo. Nada nuevo: hay que estigmatizar al pecador porque, en caso contrario, ¿cómo iba a saber la gente quiénes son los buenos? 


11 comentarios:

  1. Siento discrepar - tíldeme de quisquillosa- en el paralelismo entre oenegero y carpintero. Ciertamente riman, peró el oficio de carpintero - incluido, o especialmente, José de Nazaret- no tiene como objectivo declarado "salvar el mundo".

    Ni que decir tiene que un carpintero que hace bien su oficio, si que puede salvar el mundo. Però también lo hace un jardinero, un fontanero o un panadero....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es la cosa precisamente, que hoy en día todo el mundo pretende salvarlo, y no es nada más que puritanismo hipócrita y charlatanería, puro “bullshit”, con las debidas y honrosas excepciones -personas que arriesgan y entregan generosamente su talento, trabajo e incluso su vida- (que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha). El comentario de usted no hace más que darle la razón al sarcasmo de la “traducción”.

      Eliminar
    2. Es una sociedad tradicional el hijo del pescador acostumbraba a ser pescador, el del rey príncipe, y el del carpintero, carpintero. Tampoco empezaba la gente a trabajar a los treinta.

      Eliminar
  2. Los antitaurinos...

    A los animalistas da igual que intentes explicarles la realidad ecológica que supone el nivel de poblamiento humano , que el ser humano al comer mata, que aunque sean veganos la biodiversidad animal de una plantación de comestibles siempre será menor que la de una pradera o un estero de ganadería, que el criterio de evitación del sufrimiento - en animales humanos o no - nunca puede fundar criterios morales absolutos, que el toro de lidia que llega a una plaza ha costado miles de euros y que sin la Fiesta les iría peor que a los burros - ¡creen que les estás tomando el pelo cuando les dices esto !.

    Y no digamos cuando les hablas del duelo entre el hombre y la bestia, de la emoción ante la compostura del bailarín y la belleza asesina de la fiera, del olor , del color.. En fin : Rilke,Jünger,Montherlant, Hemingway, nuestra Edad de Plata.. Nada, nada, eres un bárbaro que va a ver torturar a una cabra.

    Y así todo, pese al muro de odio que sentí el día quince del corriente en Gijón,tienen mi respeto. Les mandé un beso y me colgaron en el Facebook , los del PACMA . No pasa nada.


    Pero a los cursis antiespañoles.... Me callo que ya me estoy calentando.

    Karl Mill

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La culpa de lo que pasó en el Bibio este año la tuvo el hijo del empresario de la Plaza que dijo una estupidez sobre las fiestas del orgullo gay. Los "animalistas" normalmente eran cuatro gatos, más bien gatas, pero ahora también están los de Podemos, que está lleno de "asturchales" además.

      Eliminar
    2. Sé a lo que se refiere y en verdad fue una torpeza imperdonable.

      Eliminar
    3. Dar la vida por el arte, Esto no lo entienden los "cursis antiespañoles".
      http://www.lavanguardia.com/vida/20150824/54435988975/decima-muerte-festejos-toros-verano-enciende-debate-animalista.html

      Eliminar
  3. Animalista, segons el RAE:
    "Artículo nuevo.
    Avance de la vigésima tercera edición
    animalista. 1. adj. Esc. y Pint. Dicho del arte o de sus manifestaciones: Que tienen como motivo principal la representación de animales.
    2. adj. Esc. y Pint. Que cultiva el arte animalista. Escultor animalista. Apl. a pers., u. t. c. s."

    ResponderEliminar
  4. Mézclese la fina prosa de Chaves Nogales y la personalidad única de Juan Belmonte y tendremos un conmovedor retrato sociológico de un tiempo, de un país y de unos hombres, y además un acercamiento verdadero al mundo del toreo, con sus grandezas y sus miserias. Ahora son otros tiempos, tiempos de pensamiento light y puritano, algodones y actitud pusilánime. La sangre cruda salpicada de luces y colores se rechaza, ya no valen los rituales casi ni tan siquiera para la muerte de cada cual. Está claro quiénes serán los vencedores de esta lidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente vaya a tener usted razón, aunque nunca se sabe...

      Karl Mill

      Eliminar
  5. Para hablar de animales y animalistas, de su sangre y de su belleza, un servidor, que aunque no es torero sí es peletero y vale el oficio para la rima y para mucho más. Además de darle la razón a Belart sirvo también para que hagan escarnio conmigo todos los bienpensantes y oenegeros.

    Salut i olé.

    ResponderEliminar