martes, 9 de septiembre de 2014

Mi vida estos días

Madrugar. Escribir. Escribir. Leer. Corregir. Leer. Escribir. Mi nieto. Corregir. Corregir. Escribir. Fisioterapeuta. Magnetoterapia. Escribir, escribir... La monotonía se rompe (además de la que se encarga de romper mi nieto) uno de cada quince días con infiltraciones de "factor de crecimiento" en la rodilla. Menos mal que tengo amigos que vienen a visitarme y me sacan a cenar de vez en cuando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Franco, Franco!

"¡Franco, Franco!", gritábamos ayer por la noche en el castillo de Peralada. Y Franco Battiato nos dio dos bises. El tiem...