martes, 2 de septiembre de 2014

Caza y filosofía (hablando de monterías, no de montoros)

Posiblemente Veinte años de caza mayor, del Conde Yebes, no sea la obra más profunda de la filosofía española. Posiblemente no sea tan siquiera la más profunda de Ortega. Pero si con la amenaza de una pistola en el pecho tuviera que salvar un sólo texto de la filosofía hispana para llevarme a una isla desierta, éste es el que metería en la mochila. A veces, personas bien intencionadas me piden que les recomiende un libro de introducción a la filosofía. Ya pueden imaginares cuál les sugiero. Y, obviamente, nadie me hace caso. ¿Qué pueden tener en común la caza y la filosofía? Pues quien quiera saber la respuesta, que se lea el prólogo de Ortega a los Veinte años de caza mayor, del Conde de Yebes.

Sólo una cita, que ustedes entenderán por qué la traigo aquí: "En el libro de Yebes se explica lo que significa el término de montería: 'jugarse el lance'"

13 comentarios:

  1. Caza de altanería es la mística para Juan de la Cruz, y poca filosofía española ha tenido un éxito tan clamoroso fuera de nuestras fronteras. "Tras de un amoroso lance, y no de esperanza falto, volé tan alto tan alto que le di a la caza alcance", nos dice San Juan. Con todo, qué pobres los comentarios en prosa doctrinales a su apasionado simbolismo lírico. Tomo nota de la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eros es un cazador terrible, dice Platón, el padre de todos los místicos occidentales. Por razones que no alcanzo a entender este texto de Ortega ha ido poco a poco cayendo en el olvido, pero es magnífico. Mi opinión personal es que el mejor Ortega siempre se encuentra en los márgenes de sus obras, por ejemplo en un pequeño prólogo titulado "Idea del teatro", donde define al hombre como "anormal metafórico".

      Eliminar
    2. La terminologia cinegètica és molt present a Plató, i molt interessant!

      Eliminar
    3. ¿Anormal o animal? Si es lo primero, ¡caramba de carambas hasta el carámbano final...!

      Eliminar
    4. Ramon, l'he estudiar. També en Xenofont.

      Eliminar
  2. La historia del prólogo
    http://petreraldia.com/historia-de-un-prologo-por-el-conde-de-yebes

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la hora, Gregorio, es imposible que haya dejado yo ningún mensaje aquí, lo cual me demuestra que, como me temía, me han hackeado el correo, porque el otro día recibí un correo de mí mismo para mí mismo con una oferta de trabajo... Estoy con un ordenador de XP que no actualiza Microsoft y pasa lo que pasa... En fin, espero que el suplantador no haya sido excesivamente soez o publicitario o váyase a saber qué...

      Eliminar
  4. Uno, que no ha tenido la gratia de leerlo entero, se para en nimiedades geniales como la que dice algo así: la caza fotográfica es una ...repipiez. ...que no es un progreso sino una desviación, un remilgo de pésimo estilo moral. Y en otro sitio añade:que es un espectro, donde la actividad del Kodak!!, se comprende ante la "pelumbre de Einstein", pero no para los animales salvajes....

    Henri dein Wittenberg

    ResponderEliminar
  5. Gracias al Solitario Jabalí, que nos ha pasado la información sé dos cosas que antes no sabía:
    - Que antes de escribir este prologo, Ortega ya venía dándole vueltas a la idea de escribir sobre la caza.
    - Que se tomó su tiempo para escribirlo.
    Al volverlo a leer he encontrado también reminiscencias pascalianas que hasta ahora me habían pasado desapercibidas.

    ResponderEliminar
  6. Solitario jabalí, qué bonito nombre!
    Mejor que el lobo estepario

    HdW

    ResponderEliminar