jueves, 31 de julio de 2014

La vida tiene sus razones

Ernst Haas. Vienna. 1946

La gracia de la vida está en que no se deja atrapar por ninguna teoría. Por eso mismo deja perplejos a los que la quieren pensar como la parte práctica de su teoría, es decir, a catedráticos de ética,  políticos, jugadores de lotería, economistas, predicadores, vendedores a domicilio y  programadores de televisión. Las teorías no son sino perspectivas parciales sobre la vida. Y lo que salva a la vida es siempre lo que no cabe en la teoría.

miércoles, 30 de julio de 2014

Now that Richard Dawkins is attacking Muslims and feminists, the atheist Left suddenly discover he’s a bigot


Nada nuevo bajo el sol. Como vengo diciendo desde hace años, pensamiento crítico es aquel que coincide con el nuestro. Y esto vale para todos los colores, claro. Por eso el diálogo siembre acaba mal.

La tormenta del día

El dios de la lluvia, haciendo de las suyas sobre Ocata. 
El cielo es como el deseo, el mar o la política, que en un momento se alborotan.

El limonero, sano y salvo, a pesar de la granizada. ¡Alabado sea Dios! Cada vez lo tengo más claro: la oración es la manera más científica de relacionarse con la naturaleza.

Las flores del cactus, que florecen a lo tonto, como suelen florecer las flores, 
pero este año, sin complejos.  Son tan hermosas que uno tiene miedo de tenerlas en casa, 
por si son una especie protegida. 

Y tras la lluvia, el cielo y su azul, que con su inocencia está por encima de todo. 
Por eso el cielo tiene el color del manto de la Virgen (que no al revés)


N. B. ¿No les ha parecido a ustedes que hoy el President Mas ha actuado como si fuera el portavoz del President Pujol?

martes, 29 de julio de 2014

El historicismo

I
La posmodernidad es el historicismo realizado.

II
Sólo hay una cosa que un historicista nunca se preguntará ante un texto antiguo: si lo que dice es verdadero.

III
El historicista cabal es el del turista que sólo sabe observar una obra de arte desde el visor de su teléfono móvil.


Jordi Bilbeny ataca de nuevo

Tras demostrar que Cristóbal Colón era catalán y que El Quijote, La Celestina y El Lazarillo de Tormes se escribieron en catalán (esta última obra habría salido de la pluma de Joan Timoneda), Jordi Bilbeny rinde un nuevo servicio a la verdad demostrando que Leonardo da Vinci también era "de casa nostra". De paso ha denunciado la conspiración histórica de Madrid, París y el Vaticano para empequeñecer a Cataluña.

domingo, 27 de julio de 2014

Por qué el infortunio no es equitativo

La crítica más seria que conozco a la idea de equidad fue formulada por Alcibíades: "Aquel a quien  le van mal las cosas, no halla a nadie con quien dividir a partes iguales su infortunio" (Tucídides, VI, 16, 4).

Moral y política

I
Cuando un político se atreve a moralizar, es que confía mucho en la discreción de su ayudante de cámara.

II
Queremos políticos moralizantes. Más aún queremos ver en el político al que votamos una esperanza de regeneración moral.

III
Un político que no moralizase no se comería un rosco.

IV
Votamos a quien creemos que es mejor que nosotros. 

V
El político humillado, atrapado en una conducta vil, nos descubre al mismo tiempo su hipocresía y la ingenuidad de su confianza en su ayudante de cámara.

VI
Con frecuencia el político caído nos rinde con su caída un gran favor político al permitirnos creer por un tiempo que la indignación colectiva que ha encendido en nosotros su vileza, es la prueba de nuestra superioridad moral.





sábado, 26 de julio de 2014

Lo normal...

... es que el padre se muera rodeado de toda la familia. En política es también perfectamente normal matar al padre. Lo que no es normal es que el padre se te suicide. Uno tarda en reponerse de un golpe así.

En sus Cuestiones naturales cuenta Séneca que Alejandro Magno hizo muchas cosas admirables, pero mató a Calístenes, que era la única persona que pretendía ponerle límites. Es indudable -añade- que Alejandro fue un gran personaje histórico, porque mató a miles y miles de persas. Pero siempre le quedará la mancha de Calístenes. Acabó con Dario y liberó a los griegos del peligro ancestral de los persas. Pero también mató Calístenes. Creó un imperio como nunca se había visto uno igual. Pero mató Calístenes. 

Convergènia i Pujol

Dicen en Convergència que lo de Jordi Pujol es un asunto de familia. Posiblemente no se den cuenta de lo que están diciendo.

El deber II

Cuán elásticos son nuestros rígidos principios.

miércoles, 23 de julio de 2014

Felaciones por copas en Magaluf


Y mi ingenua pregunta es: Si hemos aceptado como principio moral que "mi coño es mío", ¿qué privilegio ontológico tiene el coño sobre la boca? O dicho de otra manera, si la premisa moral es "mi cuerpo es mío" y esta premisa sirve para decir sí al aborto, ¿por qué no habría de servir para decir sí a una felación a cambio de una copa?  O bien podemos hacer lo que nos da la gana con nuestro cuerpo, porque es nuestro, o bien hay algún principio más alto que nuestro derecho de propiedad sobre nuestro cuerpo que ha de orientarnos sobre su uso.... por ejemplo el principio de la prudencia.

lunes, 21 de julio de 2014

El berenjenal pedabóbico

¡Qué maravilla de claridad, la Enciclopedia Álvarez! ¿la recuerdan?

Pues además de recordarla, si se atreven a leer el siguiente párrafo es posible que hasta lloren de añoranza, a poca sensibilidad que tengan. Me parece a mi que cuando para hablar de si los niños tienen o no que restar llevando, hay que utilizar un lenguaje esotérico, es que algunos han perdido el sentido común y con él, han perdido de vista la realidad escolar. Les reto a que lo lean despacio y si lo comprenden, ya me lo explicarán en el lenguaje con el que suele el pueblo hablar con su vecino, ya que parar dominar este lenguaje llevamos a los niños a la escuela: 
"Se establece en ellos una secuencia de conceptos vinculados del modo siguiente: las asignaturas o materias se concretan en estándares. El conjunto de estándares de cada materia define el perfil de la materia. Diferentes grupos de estándares, relativos a las distintas materias, se hacen corresponder con una competencia determinada que se desarrolla por efecto de la contribución, parcial o total, de varias materias; de modo que, en muchos casos, la contribución de las materias a una competencia dada se producirá no desde sus perfiles completos sino desde fracciones o segmentos incompletos de dichos perfiles. El conjunto de segmentos de los perfiles de cada materia correspondientes a una competencia dada definen el perfil de dicha competencia".

He llegado a este dictamen del Consejo Escolar del Estado gracias al sabio Martín López.

Tony Blair


Esa recomendación de no basar las políticas en una visión delirante del mundo... ¿no es otra manera de decir "y no insultéis a la realidad que no os gusta?"

En The Guardian

domingo, 20 de julio de 2014

Tras leer la prensa del día

Hay progres que creen que la mejor manera de resolver un problema es insultarlo.

Dos cosas

La primera, en la frente, que es de don Ignacio:
Dos amigos judíos en una estación. “¿Adónde vas?” “A Cracovia”. “Eso dices para que yo crea que vas a Varsovia. Pero no me engañas. Tú vas a Cracovia. ¿Por qué no has dicho la verdad diciéndome que vas a Varsovia?

La segunda donde ustedes quieran, que es de Futility Closet:
Scottish writer Alasdair Gray is a practical joker. As his collection Unlikely Stories, Mostly was going to press in 1984, he called publisher Stephanie Wolfe Murray and said, “I want to have an erratum slip inserted.”
She said, “Oh God! What’s wrong? Surely we corrected everything. What do you want to say on it?”
He said, “I want it to say: THIS ERRATUM SLIP HAS BEEN INSERTED BY MISTAKE.”
“Of course we said yes immediately,” remembered Wolfe Murray, “but it was a hell of a nuisance, having to get it inserted into every single book, and expensive probably, but well worth it. All of us thought so.”

viernes, 18 de julio de 2014

De Platón a Nietzsche

En Así Habló Zaratustra, Nietzsche decidió  describirnos a nosotros, los ciudadanos del siglo XXI. Es difícil leer lo que dice sin sentir que "eso es lo que hay":

“¡Ay! Llega el tiempo en que el hombre no dará ya a luz ninguna estrella. ¡Ay! Llega el tiempo del hombre más despreciable, el incapaz de despreciarse a sí mismo. ¡Mirad! Yo os muestro el último hombre. “¿Qué es amor? ¿Qué es creación? ¿Qué es anhelo? ¿Qué es estrella?” - así pregunta el último hombre, y parpadea. 
La tierra se ha vuelto pequeña, y sobre ella da saltos el último hombre, que todo lo empequeñece. Su estirpe es indestructible, como el pulgón; el último hombre es el que más tiempo vive. 
“Nosotros hemos inventado la felicidad” - dicen los últimos hombres, y parpadean. 
Han abandonado los lugares en los que era duro vivir: pues la gente necesita calor. La gente incluso ama al vecino y se restriega contra él: pues necesita calor. 
Enfermar y desconfiar se ha vuelto pecaminoso: la gente camina con cuidado. Un tonto es quien sigue tropezando con piedras o con hombres! Un poco de veneno de vez en cuando: eso produce sueños agradables. Y mucho veneno al final, para tener un morir agradable. 
La gente continúa trabajando, pues el trabajo es un entretenimiento. Mas procura que el entretenimiento no canse. La gente ya no se hace ni pobre ni rica: ambas cosas son demasiado molestas. ¿Quién quiere gobernar? ¿Quién aún obedecer? Ambas cosas son demasiado molestas. 
¡Ningún pastor y un solo rebaño! Todos quieren lo mismo, todos son iguales: quien tiene sentimientos distintos marcha voluntariamente al manicomio. 
“En otro tiempo todo el mundo desvariaba” - dicen los más sutiles, y parpadean. Hoy la gente es inteligente y sabe todo lo que ha ocurrido: así no acaba nunca de burlarse. La gente continúa discutiendo, pero pronto se reconcilia - de lo contrario, se estropea el estómago. La gente tiene su pequeño placer para el día y su pequeño placer para la noche: pero honra la salud. “Nosotros hemos inventado la felicidad” - dicen los últimos hombres, y parpadean.”

Leyendo el Fedón

En el Fedón, Platón narra las últimas horas de vida de Sócrates, que estuvieron dedicadas a discutir en la cárcel con sus amigos, mientras el verdugo preparaba la cicuta, sobre la inmortalidad del alma. Tras los argumentos de unos y los contra-argumentos de otros el debate llega a un momento crítico en el que nadie sabe muy bien en qué creer. En esta situación tiene lugar esta conversación entre Sócrates y Fedón:

SÓCRATES: Mañana, Fedón, quizás te cortes esta hermosa cabellera en señal de duelo.
FEDÓN: Es probable.
SÓCRATES: No, si crees en lo que digo.
FEDÓN: ¿Y qué dices?
SÓCRATES: Que será hoy mismo cuando tú y yo nos cortemos el pelo si el razonamiento se nos muere y no lo podemos revivir. Al menos yo, si el argumento se me escapara de las manos, me obligaría por juramento, como los argivos, a no llevar el pelo largo, hasta vencer las alegaciones de Simmias y de Cebes.

Detengámonos en esta referencia a los argivos, que guarda una lección de vida y de política muy adecuada para estos tiempos. La encontramos desarrollada en el  libro primero de la Historia de Herodoto.

Los lacedemonios y los argivos se disputaban el territorio de Thyrea. Como no llegaban a ningún acuerdo, dispusieron que peleasen trescientos hombres de cada parte y que los vencedores se quedasen con la tierra en litigio. Mientras tuviera lugar la batalla, cada ejército se retiraría a su campamento, para evitar la la tentación de ayudar a los suyos. Al caer la noche se interrumpió el combate. De los seiscientos combatientes, sólo quedaban con vida tres, dos argivos y un lacedemonio. Los dos argivos, creyéndose vencedores, fueron a comunicar su victoria a los suyos. El lacedemonio en lugar de retirarse, se dedicó a despojar de sus armas a los argivos muertos, y tras llevarlas a su campamento, volvió al campo de batalla y se quedó allí guardando su puesto. Al día siguiente se presentaron los dos ejércitos para decidir de quién era la victoria. Los argivos decían que suya, puesto que habían quedado dos de los suyos con vida; pero los lacedemonios sostenían que los argivos habían huido y que su guerrero había despojado a los enemigos muertos y había guardado su puesto. Como no se ponían de acuerdo, vinieron a las manos, y tras una sangrienta batalla los lacedemonios se proclamaron vencedores. Entonces los argivos, que hasta aquel día se dejaban crecer el pelo, se lo cortaron, y establecieron una ley que prohibía a los hombres llevar pelo largo  y a las mujeres lucir joyas de oro hasta recobrar Thyrea.

¿Logra, finalmente, Sócrates demostrar la inmortalidad del alma? Hay división de opiniones entre los expertos. Pero hay unanimidad en aceptar que vivió su vida hasta el final de la manera que a él le gustaba vivirla, buscando la verdad. Y para dejar claro que esta, exactamente, es su herencia, Platón aconseja al lector: "No hagas caso de Sócrates, sino de la verdad."

miércoles, 16 de julio de 2014

Europa

Está enferma de historia. La única curación posible es .... ¡coño!.... ¿cómo se llama esa enfermedad senil que tiene nombre alemán?

martes, 15 de julio de 2014

Pedro Sánchez y sus eurodiputados llegan a Europa para instalase en una tienda sahariana

El gran JPQ

JPQ, las tintoreras del Maresme te esperan con las aletas abiertas.


El tiburón del verano


Barcelona. (Efe).- La Generalitat impide bañarse hoy martes en las playas de Masnou y Premià de Mar, en la comarca barcelonesa del Maresme, después de que unos socorristas han avistado un tiburón, de la especie tintorera, cerca de la playa de Ocata.


Informaciones de última hora dicen que son 3 los tiburones que merodean por Ocata.

domingo, 13 de julio de 2014

El poder del verbo

El emperador Menelik II de Etiopía tenía una fe ciega en los poderes curativos de la Biblia. Cada vez que se sentía mal se comía un par de páginas y se quedaba como nuevo. Ya saben ustedes que la fe mueve montañas... pero en ningún lugar está escrito que las mueva todas. En una ocasión en que se encontró especialmente pachucho, el crédulo Menelik se zampó entero el Libro de los Reyes. Seguro que el buen emperador tenía sus razones, pero lo cierto es que poco después la palmó, no sé si por indigestión o  por intoxicación. 

La verdad es que no estoy muy puesto en la cosa de la terapéutica foliar de los distintos libros del Antiguo Testamento, pero zamparse el Libro de los Reyes parece, más que un exceso, una provocación.

Pregunta ingenua

¿Por qué hay tan poca gente entre nosotros dispuesta a dirigirle a Hamas la misma pregunta que le dirigió Mahmoud Abbas, a saber: "Qué estáis tratando de conseguir mediante el lanzamiento de cohetes"?

viernes, 11 de julio de 2014

Futuros maestros

Este año, por primera vez, se exige a los jóvenes que quieren hacer magisterio en las universidades catalanas, que hayan aprobado los exámenes de catalán y castellano en selectividad con un 5 de media y un mínimo de un 4 en cada de estas dos lenguas. No parece, a primera vista, que sea mucho exigir, ¿no les parece?

¿Qué ha pasado?

Pues que han caído en picado las solicitudes para hacer magisterio y, en correspondencia, han bajado también las notas de corte.

La calificación mínima para cursar Educación Infantil en la UB pasa del 9,163 (atención, tal como se contabilizan las notas, del expediente, de selectividad y las materias optativas, un alumno puede llegar a tener un máximo de 14 puntos) del año pasado a los 7,402 de este. En la UAB, la nota de Educación Infantil baja del 9,100 al 6,276. En Gerona, Lérida y Tarragona se puede cursar con un  5.

No quiero ni pensar lo que hubiera pasado si, como pretendía inicialmente la Consellera Rigau se hubiese exigido a todos los candidatos un 6 de media en las tres lenguas: catalán, castellano e inglés.

Tras Almagro

"¡Muertos de todos los países, uníos!"

Manifiesto cosmista, Petrogrado, 1920

miércoles, 9 de julio de 2014

Esta mañana he leído a Quevedo en Almagro




Retirado en la paz de estos desiertos,
Con pocos, pero doctos libros juntos,
Vivo en conversación con los difuntos,
Y escucho con mis ojos a los muertos.

Si no siempre entendidos, siempre abiertos,
O enmiendan, o fecundan mis asuntos;
Y en músicos callados contrapuntos
Al sueño de la vida hablan despiertos.

martes, 8 de julio de 2014

Padre no hay más que uno

Ernest Thompson Seton dijo, con sobrados motivos, que "no había conocido nunca, ni en la realidad ni en la ficción, un hombre más egoísta que su padre". 

Juzguen ustedes:

El día que Ernest alcanzó su mayoría de edad -allá por el año 1881-, su padre lo llamó a su despacho, cogió un enorme libro de un estante y le mostró todos los gastos que había hecho por él a lo largo de su vida. Todo estaba minuciosamente registrado: la cantidad, el motivo y la fecha. El total ascendía a 537,50 dólares. "Hasta ahora", le dijo, "no te he querido cargar ningún interés, pero a partir de hoy me parece razonable cargarte un 6% anual. Evidentemente, me alegraré mucho si saldas la deuda lo antes posible".

El pobre Ernest se quedó como es fácil imaginarse. Sin saber qué decir, salió del despacho, pero tuvo tiempo de oír las últimas palabras de su progenitor: "Dios te bendiga, hijo mío. Estoy seguro que nunca a olvidarás la deuda que tienes contraída con tu padre, que es para tí el representante de Dios en la tierra".

Seton no volvió a hablar con su padre. En cuanto pudo, saldó su deuda.

viernes, 4 de julio de 2014

Para leer sin complejos



Ladrones de ayer

En La Vanguardia, 8 de enero de 1912:


Entre los ángeles custodios

Esta mañana he dado una conferencia en la escuela de verano del Institut de la Seguretat Pública de Catalunya. Se titulaba "La educación en un tiempo de cambio", pero en realidad les he dicho que si todo cambia, es absurdo hablar de educación. Me he sentido cómodo hablando entre policías y bomberos y creo que les ha interesado lo que he dicho. 

Todo lo que hago, lo hago como lo que soy, y entre lo que soy, está mi licenciatura en Ciencias de la Educación. Sin embargo, como ustedes saben bien, soy muy crítico con los pedagogos oficiales. Pero quiero aclarar algo importante: no los critico por ser pedagogos, sino porque sólo son pedagogos.

jueves, 3 de julio de 2014

Engels y la dialéctica

La dialéctica de la naturaleza era el título de un conjunto de apuntes en los que estuvo trabajando Friedrich Engels entre 1872 y 1882, pero que no fue publicado hasta 1927. El libro llevaba un prefacio de J. B. S. Haldane en el que se leía que “una razón por la que Engels fue tan buen escritor es que fue probablemente la persona mejor educada de su tiempo”.
De este comentario pueden extraerse como mínimo dos conclusiones:
1. Que se puede ser revolucionario sin perder las formas.
2. Que se puede ser un revolucionario educado, escribir bien y no por ello ser un buen científico.

Ending Our Neglect of Gifted Students

En EDUCATIONnext

La anodina presencia de los muertos

Presas recién liberadas del campo de concentración de Bergen-Belsen preparan una comida al aire libre. A su lado, los cuerpos amontonados de los muertos. Alemania, 18 de abril de 1945.



miércoles, 2 de julio de 2014

Rémi Brague, católico sin complejos

Reseña de En medio de la Edad Media de Rémi Brague en el Culturas de La Vanguardia:
Rémi Brague (París, 1947) es uno de los filósofos más relevantes de la actualidad. Ejerce como profesor de filosofía musulmana en la Universidad de la Sorbona, de historia del cristianismo europeo en la Ludwig-Maximiliän Universität de Munich, donde ocupa la cátedra Romano Guardini, y dirige el centro de investigación Tradición del Pensamiento Clásico de la Sorbona. Domina el griego, el latín, el árabe, el hebreo y varias lenguas modernas, entre ellas el español. Pero sus intereses filosóficos desbordan su posición académica. Es un fino lector de Baudelaire, Nietzsche, Heidegger o Leo Strauss. 
Entre sus obras podemos resaltar Europe la voie romaine, editado en catalán por Barcelonesa d'Edicions (Europa, la via romana, 1992) y en castellano por Gredos (Europa la vía romana, 1995); La sagesse du monde (La sabiduría del mundo, Encuentro, 2008); La Loi de Dieu (La ley de Dios, Encuentro, 2011); Au Moyen du Moyen-Age (En medio de la Edad Media, Encuentro, 2013); Le propre de l’homme (2013) y Les ancres dans le ciel (2013). Esta última obra amplía un seminario que impartió en la Fundació Joan Maragall y que fue posteriormente publicado por Cruïlla con el título de La infraestructura metafísica (2010).   
La cuestión central que recorre toda la obra de Brague la podemos formular así: ¿Por qué nos resulta tan difícil, a nosotros, que somos la primera generación que cree haber sobrevivido a sus dioses, ser nihilistas a tiempo completo? Una vez muerto Dios debiera haber desaparecido el miedo, pero sospechamos que el diablo aún sigue vivo y notamos que la fe siempre tiene hambre. Ya no creemos en el hombre, pero nos asusta el antihumanismo; no nos entendemos como herederos de la Ilustración, pero sospechamos que la antiilustración puede ser una forma de barbarie; no queremos ser santos, pero no podemos vivir sin considerarnos portadores de valor. Como no podemos ser buenos por convicción, intentamos serlo por defecto, abrazados a nuestra última virtud, la tolerancia, que es una virtud que nos impide matar… pero que no nos garantiza el anhelo de vivir.  
No hay manera de celebrar la muerte de Dios, porque no hay manera de librarnos de la sujeción a la ley. Cuando creemos librarnos de leyes superiores, nos descubrimos encadenados a leyes inferiores. 
Rémi Brague, siguiendo en su proyecto a Leo Strauss, busca las claves de la comprensión de lo que nos pasa remontándose más allá del moderno proyecto ilustrado, hasta la ilustración medieval. Por eso no es estrictamente hablando un medievalista. Lo que a él le interesa es el presente y, más en concreto, el presente de una Europa dispépsica que está viendo desaparecer a los cristianos… aunque bastante menos rápidamente que a los europeos. 
Quienes conozcan a Brague, no necesitarán argumentos para leer En Medio de la Edad Media. Quienes quieran conocerlo encontrarán en esta obra –incluyendo la oportuna  entrevista inicial-, una magnífica vía de acceso al pensamiento de un católico sin complejos, que posee “un gusto inmoderado por la provocación”. 
Y ahora un comentario sobre el texto en la edición catalana de Culturas. Como es bien sabido, los primeros en declararse independientes en Cataluña han sido los traductores automáticos de los diarios bilingües. Hoy por hoy no hay nadie más soberano que ellos en Cataluña. En cuanto se les antoja, te montan un estado de excepción. En este caso al traductor no le ha dado la gana de aceptar el nombre de "Barcelonesa d'Edicions" y lo ha corregido como "Barcelonina d'Edicions. Pero lo que más me ha sorprendido es que tampoco ha querido respetar el título francés de una obra de Rémi Brague, "La sagesse du monde" y, vete a saber por qué ocultos, pero en todo caso autónomos motivos, lo ha transcrito por "La sagesse du peli". ¿Por qué? Esta es la pregunta que nunca debe uno dirigirle a un soberano.

The Theological Politics of Irving Kristol

Ahora que los neocons están de vuelta, nada más apropiado que volver a leer a su padrino, Irving Kristol, cuya hornacina mantengo siempre reluciente en este humilde café.

Por ejemplo:
Kristol began with an anecdote. He said that a recent conversation with a friend, a prominent rabbi, had reminded him of the distinction between the "prophetic" tradition in Judaism and the "rabbinic" one. The former are the rebels against the law, the critics of society's failure to live to the highest and strictest ethical standards; the latter are the followers of the law. The two tendencies, Kristol went on, are present in all of the world's major religions. "I assume the tension between the prophetic and the rabbinic — or the orthodox and the gnostic — to be eternal." 
To a gnostic, the world is a very bad place. Horrible things happen to innocent creatures. There is no satisfactory explanation for the problem of evil. Society is unequal. It does not live up to our high expectations. Laws are unjust or ignored; institutions are archaic and corrupt. Human beings fail to realize their potential. These unsatisfactory conditions of life provoke a revolt. "The gnostic...tends to say that the proper and truly authentic human response to a world of multiplicity, division, conflict, suffering, and death is some kind of indignant metaphysical rebellion, a rebellion that will liberate us from the prison of this world." 
Such a rebellion is directed at both the religious and civil law. "These gnostic movements tend to be antinomian — that is, they tend to be hostile to all existing laws, and to all existing institutions," Kristol said. "They tend to engender a millenarian temper — that is, to insist that this hell in which we live, this 'unfair' world, can be radically corrected."
The orthodox view is different. Whereas the gnostic sees the world as unholy and corrupt, the orthodox sees it as benign, as blessed by God, as something to be sanctified through the law or through the imitation of Jesus and the saints. Whereas the gnostic sees human beings as innately good and society or the world as evil, the orthodox sees human beings as innately sinful and society and the world as natural and morally neutral. The orthodox obey the commandment to be fruitful and multiply, to marry, have children, and keep a home. In gnostic sexuality, by contrast, a woman might participate in an orgy, but it would be "obscene" if she became pregnant as a result. 
Christianity, Kristol said, emerged out of a gnostic rebellion against Judaism. Christians rejected the Mosaic law and embraced Jesus as the messiah. But for Christianity to become successful, for it to last, for it to spread beyond the Eastern Mediterranean, the Church fathers had to manage the transition from gnostic movement to orthodox faith. "They had to convert it into a doctrine for the daily living of people, into something by which an institution could spiritually govern the people." This they were able to do, in part, Kristol noted, by appropriating the Hebrew Bible as the "Old Testament."

Es un artículo largo, pero muy interesante, porque ofrece algunas claves para comprender por qué el presente sigue siendo el tiempo del neoconservadurismo.

Sartre y Camus ....

A veces me encuentro con frases de Camus que me parecen de  una perfecta cursilería y que dudo que Sartre hubiese podido escribir (y esto lo digo en honor de Sartre). En cierta forma parecen darle la razón a éste cuando criticaba a Camus por ir siembre con un pedestal bajo el brazo (lo cual no significa que Sartre fuera ajeno al vicio pedestalario).

- "Conseguí amar de forma simultánea -y esto no es fácil- a las mujeres y a la justicia"

- "Estaba a la vez en armonía con la vida, adaptándome a ella completamente sin rechazar ninguna de sus ironías, de sus grandezas o de sus servidumbres"

martes, 1 de julio de 2014

Los deberes en la República Pedagógica de las Almas Hermosas

Veo que las almas cándidas están protestando contra los maestros que ponen deberes para el verano. No entienden que se maltrate a los niños de esa manera, cuando lo que deben hacer es jugar, que es una actividad esencial para su desarrollo. 

Dejaré de lado a las maestros sádicos que más que poner deberes condenan a los niños a galeras, porque no es la norma la que debe rendir cuentas a la excepción, sino al contrario. El problema de las almas cándidas es que son incapaces de entender que la diferencia entre los hijos de familias culturalmente ricas y los hijos de familias culturalmente pobres radica en que mientras los primeros no paran de hacer deberes y de repetir conocimientos, los segundos están condenados a repetir curso.

Me explico. El niño que crece en el interior de una familia culta, siempre está haciendo deberes. Vive inmerso en un lenguaje complejo y bien estructurado que le permite incrementar rápidamente su vocabulario (y cuanto más amplio es el vocabulario de un niño, en mejores condiciones se encuentra para aprender cosas nuevas), sus padres le piden su opinión sobre sus experiencias y le animan a razonarla, lo llevan con ellos a visitar museos y exposiciones, al cine, al teatro, reciben en casa visitas de amigos cultos... En estas familia se lee y comenta la prensa, hay un montón de libros y la lectura es un hábito familiar normal, etc, etc. Estos niños no paran de repetir y ampliar en casa lo que hacen en el colegio.

El niño que crece en el interior de una familia culturalmente pobre, siente que la escuela y su familia pertenecen a dos mundos diferentes, sin puentes de comunicación entre sí. Nada de lo que hace en casa refuerza lo que hace en la escuela, así que para reforzarlo, le hacen repetir curso. Pero es igual, como el lenguaje del saber no tiene nada que ver con su lenguaje coloquial familiar, de poco le servirá la repetición por sí misma.

Esta es la realidad elemental. Sin embargo las almas pedagógicamente cándidas aseguran que los deberes son clasistas, porque los niños culturalmente ricos disponen de la ayuda de sus padres para hacerlos, mientras que los niños culturalmente pobres si tienen dudas, no pueden contar con la ayuda de ningún familiar. Hay aquí implícita una lógica totalitaria que asusta, porque para ser coherente con esta tesis, se debiera obligar a los niños lectores y a los que odian la lectura a leer los mismos libros al año, porque si se deja a los lectores a su aire, son capaces de acabar creando diferencias culturales entre las personas adultas.

Hay dos maneras de equilibrar la balanza: O les imponemos a los cultos la hipotética exigencia democrática de la igualdad universal en la ignorancia, o estimulamos en los ignorantes el deber moral de ser cultos. Y lo demás es cuento. Pero los psicopedagos de la República de las Almas Hermosas seguirán erre que erre, condenando a los pobres culturales a seguir siéndolo, aunque para compensarlos, les exigirán saber cada vez menos y así (supuestamente) podrán aprobar más.

Ideología y distorsión

Una ideología política -sí, incluso la nuestra- también se define por su capacidad para hacer creíble entre los suyos una distorsión grosera de las posiciones del contrario.

Francia y nosotros

Conviene escribir de aquello que no acabamos de entender porque frecuentemente escribiendo nos vamos entendiendo.  Creo que todos tenem...