jueves, 9 de enero de 2014

La KGB y "el aparato" de Platón


De los centenares de documentos relacionados con el espionaje soviético que estoy leyendo, el más enigmático para mi es éste, que me ha producido un ataque aporético.
Por cierto: desde ayer por la tarde estoy en contacto con una persona que tiene acceso a los archivos de la Komintern.

3 comentarios:

  1. Vaya, vaya, ¿compartirá con sus lectores las revelaciones del archivo? Espero que sí. Un abrazo y feliz año nuevo, D. Gregorio.

    ResponderEliminar
  2. Querido Borja, es que esto es todo lo que hay que compartir. Para descifrar su significado habría que entrar en las tripas de los archivos de la KGB y esto es algo que los norteamericanos llevan varias décadas intentando hacer... con poco éxito.

    ResponderEliminar
  3. Añado que en los documentos de Venona (unos cientos de mensajes entre Moscú y sus agentes en parte decodificados por los norteamericanos) aparecen agentes con alias tan nobles como los de Diógenes, Hegel o Kant. Pero lo más divertido de todo es el nombre con el que es estos documentos se refieren a los Estados Unidos: Cartago.

    ResponderEliminar