jueves, 16 de mayo de 2013

El anticipo

"Como joven adolescente en el Canadá que se enorgullecía de su pacifismo durante los románticos años sesenta, creía yo firmemente en el anarquismo de Bakunin. Me burlaba de las tesis de mis padres de que si el gobierno en algún momento depusiera sus armas se abrirían las puertas del infierno. Nuestras previsiones enfrentadas se sometieron a prueba a las 8 de la mañana del día 17 de octubre de 1969, cuando la policía de Montreal se puso en huelga. Hacia las 11.20 se produjo el primer robo en un banco. A mediodía, la mayoría de las tiendas del centro de las ciudades habían cerrado a causa del pillaje. En unas horas más, los taxistas quemaron el garaje de un servicio de limusinas que les había estado haciendo la competencia con los clientes del aeropuerto, un francotirador apostado en un tejado había matado a un policía provincial, los alborotadores asaltaron varios hoteles y restaurantes, y un médico dio muerte a un ladrón que había entrado en su casa de un barrio residencial. Al final del día, se habían cometido seis robos en bancos, se habían saqueado cien tiendas, se habían producido doce incendios, se había roto una cantidad ingente de cristales y los daños a la propiedad ascendían a tres millones de dólares, antes de que las autoridades de la ciudad tuvieran que recurrir al ejército y, naturalmente, a la Policía Montada para restaurar el orden. Esta prueba empírica decisiva dejó mi política hecha jirones (y fue el anticipo de mi vida como científico)” 
Steven Pinker, en La tabula rasa.
Gracias, Paulo.

Lo que nos faltaba: ¡Vuelve la psicodelia!

Vias:
The Source Family
boinboing


Y el libro: The Source: The Untold Story of Father Yod, Ya Ho Wa 13, and The Source Family, escrito por Isis Aquarian y Electricity Aquarian.

Con lo que se demuestra que el 15M es anterior a sí mismo. Y, por si fuera poco, sor Teresa Forcades viene este fin de semana a la Plaza de Ocata. Así que me voy a Edirne y que sea lo que Dios quiera. 

La voluntad y la ley. Sainete tragicómico.

Inmediatamente después de leer al sagaz Ferran Caballero, que se pregunta por lo que queda del 15-M, alguien con mando en plaza me comenta que "la voluntad de los ciudadanos está por encima de la ley". Y yo pienso que este poso quincemesino del desprecio a la ley bien podría llamarse postdemocracia.

La democracia nace en Atenas como resultado de la victoria de las clases populares (y de sus aliados aristócratas: efectivamente, la historia es muy poco original) sobre los potentados, que  consigue imponer la ley como principio rector al que se someten todas las personas en igualdad de condiciones. Por eso en democracia la ley es la que manda. Νόμος βασιλεύς: "la ley es la autoridad": esta es la utopía de los demócratas cabales. Los atenienses sabían muy bien que la alternativa al imperio de la ley es el imperio de las personas, como era el caso de los regímenes orientales en los que quien manda de manera absoluta es el rey. El pueblo necesitaba la ley porque, sin su protección, siempre acaba pagando los platos rotos.

Cuando estamos regidos por la ley es cuando más cerca estamos de la utopía.

Los filósofos griegos sabían una cosa más: que en realidad no son los hombres los que hacen las leyes, sino las leyes las que hacen a los hombres, y que por eso convenía tocarlas muy poco y tratarlas con la veneración debida a lo sagrado; pero dejemos esto aparte porque hoy ya no se lo cree nadie. No es que seamos menos crédulos, es que tenemos preprogramada en otro canal nuestra credulidad.

Los que sostienen tan convencidos (y eso es lo peor) que la voluntad es el principio de autoridad, debieran recordar el Triumph des Willens, guste o no guste la comparación. Y debieran recordarlo para explicarnos con claridad qué es exactamente lo que quieren decir, porque por encima de la ley no hay ciudadanía.

La voluntad liberada de la constricción de la ley es, como descubrió el gran Max Stirner, la nada. Claro está que la nada también nos iguala, pero para lo peor.

martes, 14 de mayo de 2013

Todo se nos vuelve metáfora

Honoré Daumier, 
Don Quijote, Sancho Panza y la mula muerta

Nietzsche and Austrian Economics

Ahí queda eso:

Corey Robin on Nietzsche and Austrian Economics

El silencio y las palabras como piedras

Recordaba hoy lo que un alto cargo de CiU me decía sobre un afiliado marroquí de otro partido que, a su parecer era un infiltrado salafista. Lo he recordado con tristeza viendo con que escasísima inteligencia política los voceros impacientes se han lanzado a acusar al CNI de perseguir a los emigrantes partidarios del derecho de autodeterminación de Cataluña. La excusa ha sido la detención de Noureddin Ziani, sospechoso de trabajar para lo que, para mí, es el enemigo, el terrorismo islamista. Ante la gravedad del caso, un ejercicio de prudencia de 48 horas de silencio no hubiese venido mal a nadie. Pero la impaciencia de la opinión ya hecha, que pesa en el bolsillo como una piedra arrojadiza llamada libertad, es más fuerte. Allá cada cual con el orden de sus prioridades y con la elección de sus alianzas. Parece que hoy el conseller del Interior catalán, Ramon Espadaler, se ha mostrado más prudente... aunque con una prudencia no exenta de una ambigüedad muy calculada. A su parecer sería "temerario" vincular esta decisión del CNI con las posturas soberanistas del detenido. 


La metafísica, al alcance de todos


Vía

Vanché no es el diablo, es sólo un lógico

"Bien mirado, Vanché no es el diablo. A fin de cuentas, sólo tiene un defecto: mata a todos aquellos que no comparten su opinión. Y ya está. Ni está loco ni es un iluminado ni es un impulsivo; es un lógico. Puesto que no puede tolerar los obstáculos, los suprime. Denle lo que desea, enseguida guardará sus bombas y sus revólveres. Él mismo lo escribe en su diario La libertad o la muerte. De momento advierte que le resulta imposible parar. ¿Qué ocurriría si dejase de asesinar? ¡Bulgaria se llenaría de gente que no piensa como Vanché".

Albert Londres,
Terrorismo en los Balcanes (1931)

lunes, 13 de mayo de 2013

Las voces búlgaras

¡Por Themis!

Themis y Egeo

"¡Lo juro ante Themis!". "¡Lo juro por Themis!". En el mundo griego éste era el juramento más sagrado, el más inviolable. Con Themis, "la de preciosas mejillas", decían algunos que Zeus tuvo a las tres parcas. Estaba bien visto, porque ella era la garante de la maquinaria del cosmos, la encargada del cuarto de máquinas del Todo. Si se juraba por esta diosa en vano, Némesis se ocupaba personalmente de castigar cruelmente al perjuro. Su equivalente romana es Justitia. Traigo su nombre a este café por dos razones.

La primera porque me ha sorprendido encontrar en las páginas de la Crónica del siglo XIII del griego Acropolites esos dos juramentos, lo cual significa que en fecha tan tardía como el siglo XIII aún se consideraba un juramento digno del mayor respeto. Por pura casualidad al mismo tiempo que estaba leyendo a Acropolites me he encontrado con "Temis, el corrector de lenguaje no sexista". Bueno... no sólo el dios cristiano tiene su Viernes Santo.

Hegel no sabe como hablar con las mujeres

Vía

jueves, 9 de mayo de 2013

Informe del cielo de hoy




Esos momentos en que todo ocupa su justo sitio y uno va escuchando el tercer movimiento de la sexta sinfonía de Shostakovich y todo se acompasa... y es imposible desear nada que no se tenga ya en la mano...

¿En qué creen los filósofos?

David Bourget y David  J. Chalmers se propusieron saber en qué creen los filósofos. Y para ello nada mejor que preguntárselo. Hecho lo cual han publicado sus conclusiones el 29 del mes pasado. Merece la pena echarles un vistazo. Yo prefiero guardarme las mías.





miércoles, 8 de mayo de 2013

Un libro que nunca debiera leer un progre

Sigo con Jóvenes talentos, de Nikolai Grozni (un libro que nunca debiera leer un progre):

"Cualquiera que combate el mal, se convierte en el mal. Los victoriosos siempre heredan los pecados de los derrotados."

"Con qué acierto se abría el Manifiesto Comunista al proclamar que un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo."

martes, 7 de mayo de 2013

De la culpa de nacer con talento

Sigo devorando literatura búlgara. Tras el sorprendente Miroslav Penkiv (El este de Occidente) y la irregular Léa Cohen (La estratagema: por cierto he visto con claridad que la autora se regodea con una broma cruel que tiene por protagonista a una amiga mía), he comenzado con Nikolai Grozni (Jóvenes talentos).

Grozni se ha apoderado de mi con la primera frase. He mordido gozosamente el anzuelo de su escritura y anda llevándome de aquí para allá, sin parar de jugar con mis sentimientos. ¡Gran cosa! Tengo que preguntar a mis amigos búlgaros si es cierto que un libro de texto de décimo curso de los tiempos comunistas, titulado Conducta moral y derechos del ciudadano, era famoso por su definición marxista del amor, en una sola frase de dos páginas de extensión.

El protagonista de Jóvenes talentos es un genio culpable de serlo. Le dejo a él que diga por qué: "¡Qué injusto, qué poco marxista y poco proletario era nacer con talento!"

Muere un master entero de filosofía política

«Guerras Púnicas aparte, me han acusado de todo lo sucedido en Italia. En el transcurso de los años, me han honrado con numerosos apodos: el Divino Giulio, la Primera Letra del Alfabeto, el Jorobado, el Zorro, Moloch, la Salamandra, el Papa Negro, la Eternidad, el Hombre de las Tinieblas, Belcebú. Pero nunca me he querellado, por un sencillo motivo: poseo sentido del humor. Y poseo otra cosa: un gran archivo, ya que no tengo mucha imaginación. Y cada vez que menciono ese archivo, quien debe callar, calla. Como por arte de magia».

En Jorge Bustos

San Orwell

"Si hubiera una subasta para elegir santos en la que los liberales pudieran pujar, George Orwell sería su hombre, porque satisface las dos condiciones imprescindibles: la nostalgia liberal por la acción y la renuncia a la desesperación (...). Cómo llevar una vida honesta les ha interesado a los liberales mucho más que cómo llevar una vida santa: El problema de Orwell es cómo llevar una vida honesta en un mundo que ya no es liberal (...). Orwell era el más liberal de los liberales, el cristiano que ha perdido su cristianismo (...). Sabía que no es suficiente con vivir para ser humano".
Philip Rieff, 
George Orwell and the Post-Liberal Imagination.

Las preposiciones indecentes:

Todas. Consúltese el Kamasutra para confirmarlo.

domingo, 5 de mayo de 2013

Dice mi Agente Provocador que no existe el lilafucsia...


... y lo dice con tanta vehemencia que hasta pone en cuestión la entidad de la lilafucsiedad en sí. Yo le digo que los daltónicos tenemos acceso directo a la cosa-en-sí, así que si el resto de los mortales sólo ve fenómenos, que no nos vengan a espantar a nuestros noúmenos con su cartesianismo cromático. El caso es que hoy, cuando volvía caminando de Vilassar de Mar, me he encontrado con este cielo que ha durado poco más de cinco minutos, hasta que el sol se ha escondido tras Collserola. Un lilafucsia en todo su apogeo. A veces el cielo de Barcelona se nos pone antojadizo y nos sale por peteneras cromáticas como estas, y el mar inmediatamente se adapta camaleónicamente a sus estridencias. Es un espectáculo grandioso que solamente pasa desapercibido porque es gratis. Hoy hasta el horizonte barcelonés, de Montjuic al Tibidabo, estaba cubierto de una paletada compacta y homogénea de este color. En tiempos más sensibles que los nuestros a los portentos celestes, se hacían en estas ocasiones sacrificios al cielo con, ¡qué sé yo!, media docena de bueyes bien cebados. Nosotros, por ser como somos, nos pasaremos la noche viendo la tele y yendo a dormir tarde cabreados porque mañana es lunes. Ya no sabemos aprovechar los milagros cotidianos disfrutando de buey asado, bailando hasta caer derrengados y bebiendo hasta no saber si las estrellas titilan en el cielo o alrededor de nuestras cabezas. Cuando estas cosas ocurren (no la bacanal, sino el cielo lilafucsia) lo que más me sorprende es que la gente siga caminando como si nada, cuando si por mi fuera, ante lo extraordinario del evento, concedería un dia de fiesta para todos los que sienten la querencia de lo alto... aun a riesgo de ir tropezando a cada paso. ¡Que vida más triste, la de quienes sólo se preocupan de no trastabillar.

En buena parte somos lo que percibimos

Vía Yoni Alter









sábado, 4 de mayo de 2013

De Ocata a la Barceloneta

Pues hoy nos hemos levantado mi Agente Provocador y yo con el cuerpo marchoso y nos hemos ido a comer a la Barceloneta, andando, claro. 20 km a pie desde la puerta de nuestra casa hasta la mesa del restaurante. Y después de comer, como seguíamos con el depósito de energía a buen nivel nos hemos puesto a caminar, de vuelta a casa, y hemos hecho otros veinte kilómetros.


Al tomar el paseo de la playa hemos visto una columna de humo negro que se elevaba al cielo desganada, como un beato arrepentido, desde un punto indefinido de Barcelona, 
poniendo en el horizonte un punto de dramatismo.

 San Adrián. Un recuerdo para Javier Pérez Andújar, 
capaz de convertir las chimeneas en literatura.


 Ya saben ustedes que las líneas rectas son todas unas mentirosas,
 y que la verdad es curva, por eso nos acercamos a la meta alargando el camino.


Ni molinos ni gigantes, unas cuantas familias marroquíes jugando
 a la sombra de las fábricas en flor. 


Y siguiendo el camino de las chimeneas se llega a la Feria de Abril, 
aparcada en el Forum de las Culturas.

viernes, 3 de mayo de 2013

Moral:

Eso que utilizan los políticos como arma arrojadiza.

El futuro está sobrevalorado

Vía Instant Joy

Educación y crecimiento económico


Presentando hace pocos día el libro de Enric Prats, L'educació, una qüestió d'estat, me preguntaba dónde están los resultados de la tremenda inversión educativa de nuestro país en las últimas décadas.

Don Federico Mayor, con ese tono pontificial que le caracteriza, aseguraba cuando era secretario general de la UNESCO que "el nivel de educación de un país determina las condiciones de ese país para participar en el desarrollo mundial, beneficiarse de los avances del conocimiento y progresar él mismo mientras contribuye a la educación de los otros. Esta es una verdad autoevidente que ya nadie discute". Bueno... yo no tengo una fe ciega en las verdades autoevidentes de don Mayor, pero es evidente que sobre esto hoy sí se discute. El ejemplo es The Elusive Quest for Growth, de William Easterly.

El caso es que desde lancé esa pregunta al aire no dejo de darle vueltas. Parece obvio que nuestro sistema educativo no nos está ayudando a salir de la crisis e incluso podemos legítimamente preguntarnos si tiene alguna responsabilidad en la misma.

Sospecho que la relación entre educación y crecimiento está mediada por una variable de la máxima relevancia, que se puede expresar con esta pregunta: ¿Qué estímulos de futuro encuentra un joven en la educación que ha recibido?

miércoles, 1 de mayo de 2013

Teach for All


Aparece hoy en Culturas, el suplemento cultural de La Vanguardia, un reportaje firmado por este servidor de ustedes sobre la que es posiblemente la experiencia pedagógica más interesante del presente, "Teach for All".

En casa seguimos con Rolin

Mi mujer está terminando de leer El meteorólogo , así que Rolin sigue con nosotros. Mientras me comenta algunas de las páginas más intensas...