viernes, 27 de septiembre de 2013

The Man Who Saved the World by Doing Absolutely Nothing

En The Atlantic: Quien salvó el mundo no fue Supermán, sino Escepticmán.

1 comentario:

  1. Hace falta recordar que el escéptico es el mayor fanático de todos? Además de un hipócrita repugnante que, anclado a su mono-theos propio - sé que nada se puede saber -, apenas ve alzarse la más pequeña posibilidad de conocimiento, saber, follada real con la amada, deja en ursulina a Savonarola o John Knox.

    ResponderEliminar

Sir Ken y la verdad de la innovación

Las buenas gentes que seguís este Café de Ocata conocéis bien mi desprecio hacia los charlatanes pedagógicos y, muy especialmente a su buqu...