sábado, 10 de agosto de 2013

lichtenbergueando

"En el año 1764 dejé de creer que se pueda convencer a los adversarios con razones impresas. No es pues por eso por lo que he hecho servir la pluma, sino para cabrearlos, dar ánimos y fuerza a los que están conmigo y hacer saber a los otros que no nos han convencido". (Lichtenberg, en 1775).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Balmes

Me acaba de llegar: "¡Qué distinta hubiera sido nuestra suerte si el primer explorador intelectual de Alemania, el primer vi...