jueves, 18 de abril de 2013

Muy mal, la Cospedal


Lo diré de manera consignataria (como si me estuviera escracheando ante su casa):

¡Muy mal la Cospedal por acusar de fascista al personal!

¡Muy mal la Cospedal por expropiarle  el hablar a la izquierda universal!

¡Muy mal, porque fardar de moral es harina del costal del otro lado del bancal!

¡Está muy mal no respetar de la izquierda el copyright!

7 comentarios:

  1. la moda deponerlo todo a nivel del nazismo también lo promulga el rector de la UPF Joan Josep Moreso ¡tiene narices la cosa!

    ResponderEliminar
  2. Intercambiarse acusaciones de fascista es el primer paso para la devaluación coloquial de un concepto que se revaluará legislativamente...

    ResponderEliminar
  3. hablan con ligereza del nazismo un recuerdo por las victimas shalom Israel Ariel Mùjica saludos Luri

    ResponderEliminar
  4. Podríamos ponerle música.

    http://youtu.be/aMRcCJRe1A4

    ResponderEliminar
  5. Como en el cole, 'el mundo al revés el que lo dice lo es', frase con la cual nos devolvíamos los insultos. El monopolio de los insultos debería revisarse...

    ResponderEliminar
  6. El narcisismo es harina de todos los costales.

    Por eso los moralistas clásicos distinguían entre los "finis operis" y los "finis operantis".

    Porque no demuestra nada.Moralmente hablando.

    Lean por ejemplo lo que decía de la envidia el "Compendio moral Salmanticense". En una ocasión le preguntaron a Manuel Fraga cuales eran los vicios más reprobables , contestó : "Con los clásicos creo que la avaricia y el orgullo. Porque no tienen virtualmente límite".Hoy sus conmilitones seguro que dirían que la envidia, of course.

    Ahora bien la Cospe me parece una aprendiz.

    "Revel nos ha demostrado.. que los enemigos del liberalismo no están animados de las mismas buenas intenciones que nosotros, los liberales, compartimos.Que no utilizan su capacidad racional para acercarse a la verdad, ...etc,etc,etc.."

    Esperanza Aguirre , homenaje a Jean-Fraçois Revel, Madrid, 26 de enero de 2004.

    Cospe, Cospe, Cospe, out,out,out.

    In memoriam of Maggie.

    ResponderEliminar

Carmen Brufau, de nuevo