martes, 9 de abril de 2013

Me voy a Bulgaria


Mañana me voy a Sofía. La entrañable Vesselina Vassileva me esperará en el aeropuerto. El jueves participo a las 10:30 h. en el seminario de estética de la profesora Lidia Denkova, de la Nueva Universidad de Bulgaria. Hablaré del Banquete de Platón. El viernes, a las 17:30 presentaré la traducción de mi Introducción al vocabulario de Platón al búlgaro en compañía de Georgi Gochev. Después hay cena en "a traditional Bulgarian restaurant" con el profesor Bogdan Bogdanov, rector de la Nueva Universidad, a quien prologué un libro no hace mucho. Quiero también visitar los últimos hallazgos arqueológicos tracios, tomar un cafe con Valeria Fol (Alexander Fol, siempre en la memoria) y dar los últimos toques con Ruja Popova (conocerla es amarla) al "Proyecto Tundja" (esa idea que se me ha metido en la cabeza de recorrer andando los 350 km que separan Edirne, en la Turquía europea, del paso de Shipka, en los Balcanes).Y además pretendo convencer a Stanimir Michev para editar en español una selección de canciones sefarditas de Bulgaria.


Una pérfida máquinaria totalitaria

"Es casi imposible haber pasado por las Brigadas Internacionales de España, que eran una pérfida maquinaria totalitaria, y salir libre...