domingo, 6 de enero de 2013

Diálogo en Belén

- ¿Qué hacemos con todo esto, José?
- Mujer, algún provecho le encontraremos.  Ahora mismo voy a quemar el incienso, a ver si se amortigua un poco este tufo del estiércol y alejamos estas moscas tan pesadas.
- ¿Y con la mirra?
- No tengo ni idea de para qué sirve la mirra, guárdala y ya le pregunatremos al rabino de Nazaret.
- Con el oro lo tengo claro, pañales para el niño.
- Y cambiarle las herraduras al borrico, que es imprescindible si queremos volver a casa... y un formón y una garlopa nuevos no me vendrían nada mal.
- Pero... oye, José...
- Dime
- ¿La mirra no es lo que se usa para embalsamar a los muertos? 

4 comentarios:

  1. diría que no fue así, seria otorgarle excesiva lucidez a los dos personajes, aunque vista la versión oficial, todo es posible, incluido este diálogo de besugos.

    ResponderEliminar

El hombre discreto

Un infeliz, que de hambre se moría, exclamó cierto día, viendo un bloque de mármol de Carrara: -¡Gran Dios, si yo lograra esculpir esta ...