miércoles, 3 de octubre de 2012

Más sobre Koltsov

Recordarán ustedes que en un apunte anterior contaba que cuando el corresponsal  (y alguna cosa más) de Pravda en España, Miguel Koltsov se entrevistó con Stalin tras su regreso a la URSS, éste le lanzó esta pregunta justo cuando estaba abandonando el despacho: "¿Tiene usted revólver, camarada Koltsov?". Al dar una respuesta afirmativa, Koltsov se enfrentó a esta otra pregunta: "¿Y no tiene usted la intención de utilizarlo para suicidarse?".

Encuentro ahora la escena en las Memorias de Ehrenbourg con estas mismas palabras. Pero Ehrenbourg añade dos cosas. La primera, que Koltsov siempre mantuvo una fe fanática en la sabiduría de Stalin. Sí, incluso tras esta entrevista. La segunda, que un día fue a visitar a Koltsov a su oficina de Pravda y, entre otras osas, hablaron de Teruel. De pronto, sin razón aparente, Koltsov condujo a Ehrenbourg a un inmenso cuarto de baño adyacente a su oficina y le dijo a media voz: "¿Quieres escuchar una historia divertida bien fresca? Dos moscovitas se encuentran. El primero: '¿Te has enterado, han cogido Teruel?'. El segundo: '¿Y a su mujer?'". Koltsov sonrió, Ehrenburg no, porque aún no entendía la ironía. Por cierto: Contar chistes sobre Stalin estaba penalizado con 5 años de trabajos forzados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dándole los últimos retoques

Saldrá en septiembre: