miércoles, 24 de octubre de 2012

La revolución pedagógica



Ahora que lo importante no es el qué sino el cómo; cuando a nadie lo importa lo que se aprende sino como conseguir ser más inteligente con el mínimo esfuerzo intelectual, resulta que tenemos la solución en nuestros manos... siempre, eso sí, que esta revolucionaria metodología consiga el "nihil obstat" de feministas y generistas diversos. 

La imagen la he encontrado en Facebook, en una página de cuyo nombre no quiero acordarme.

7 comentarios:

  1. El gato de Schrödinger11:57 a. m., octubre 25, 2012

    Es bien sabido que entre espectadores de peep shows, asiduos a los bares de striptease y a las playas nudistas, o entre adictos a los videos porno, se halla una inteligencia superior a la del resto de la población.

    Santo Tomás de Aquino, Inmanuel Kant, Descartes, Nikola Tesla... ¡Qué pillines! Ahora podemos adivinar su secreto.

    De paso, ya tenemos una explicación científica de por qué en el mundo musulmán no hay premios Nobel.

    ResponderEliminar
  2. Mentira, mentira. Si lo sabré yo... ¡Ay, si hubiera empleado todo ese tiempo en leer a Hegel, otro gallo me cantara!

    ResponderEliminar
  3. ¿También a las mujeres?
    ¿O tendrán que mirar a Apolos (¿con hoja de parra?)?
    Por suerte, no todas las noticias son malas.
    Siga con éstas, y su clarividente comentario posterior sobre la justicia y la caridad, don Goyo.

    ResponderEliminar
  4. De toda la vida, creí que "Sicología" era "Ciencia que estudia el higo", lo cual (casi) explica ese titular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, doña Carmen, esa es la clave del asunto. Y por esa "sicología" y no por el titular está esta "noticia" en el Café de Ocata.

      Eliminar
  5. Por fin se ha encontrado la clave que llevamos buscando desde hace tanto tiempo algunos psicólogos. Habrá que replicar el estudio para ver si en ellas también funciona ante fotos de ellos. En caso positivo podremos cerrar capitulo. Aunque quizá merezca la pena comprobar si existe un efecto de la dosis o cuándo se alcanza el nivel de asíntota...

    ResponderEliminar

Los inquietantes efectos de la educación

Don Gumersindo de Azcárate, comentando el libro Monarchy and Democracy , del Duque de Somerset (1880), escribe estas inquietantes líneas, q...