viernes, 19 de octubre de 2012

La mayéutica


7 comentarios:

  1. Doloroso parto el de la idea, pero generoso y feliz al tiempo.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, sin embargo -y no tiene por qué hacerme usted ningún caso- en modo alguno doy por supuesto ni que sea generoso ni, mucho menso, que sea feliz. Pero, ya le digo, esto son sólo lucubraciones mías.

      Eliminar
    2. No le falta razón, señor Luri, lo de generoso lo dice uno, que da a luz sus composiciones completamente gratis, esto me proporciona una satisfacción que se me antoja a veces irracional. Como decía Pla, el español es un ser insatisfecho.

      Eliminar
  2. Pues hay algunos que ni con trepana-cesárea le salen las ideas.

    Porque si de lucubrar se trata, no me creo demasiado ese método socrático.

    ResponderEliminar
  3. Pues hay no pocos conservadores antiabortistas que paradójicamente se pasan la vida mental abortando embriones de ideas, a juzgar por lo que se les escucha. Ahí están Wert y Puig de botón, y hasta están orgullosos de ello... Por qué no dejarán que se forme la criatura, por contrahecha que luego pueda salir...

    ResponderEliminar
  4. En general, se suele ser más afín a eyacular precozmente las ideas que a gestarlas y parirlas...

    ResponderEliminar
  5. Pero qué imaginación más loca tienen algunos... ¿Alegoría de la mayeútica socrática? ¡Pero si es evidente que se trata de una ecografía prenatal de Atenea!

    ResponderEliminar

Balmes

Me acaba de llegar: "¡Qué distinta hubiera sido nuestra suerte si el primer explorador intelectual de Alemania, el primer vi...