jueves, 4 de octubre de 2012

De sorpresa en sorpresa

Ya se dijo por aquí que si uno se topaba con Margarita Nelken, cualquier cosa era posible. Y dado que su nombre aparece, bajo el pseudónimo de "Amor", en unos cables de los servicios secretos soviéticos interceptados y descodificados por el FBI que estoy consultando estos días, pues andaba yo a la espera del salto de la liebre.
Lo que no podía imaginarme es que el salto fuera tan fenomenal.
A ver:
¿A que no sabían ustedes que existe una relación -indirecta, es cierto- entre Ramón Mercader y el asesinato de Kennedy?
¡Pues yo lo acabo de descubrir! 
No es que Mercader o su madre mataran a Kennedy, pero diversos informes sitúan a Lee Oswald el 1 de octubre de 1963 en la embajada cubana de México. Habría ido a hablar con Teresa Proenza (muy amiga de Carmen Brufau) y a la salida de la embajada habría sido visto por Pedro Gutierrez Valencia, que había sido el carcelero de la prisión de Lecumberri que impidió la liberación de Ramón Mercader. 

Sospecho que el Oswald que apareció en la embajada de Cuba en México no era el auténtico Oswald, sino alguien que se hizo pasar por el. ¿Con qué intenciones? Eso habría que preguntárselo a la CIA. En cualquier caso al poco tiempo se produjeron importantes cambios en la embajada y en el ministerio cubano de asuntos exteriores.

Sospecho también que mientras los soviéticos, con ayuda de notables miembros del partido comunista mexicano y de notabilísimas figuras del partido comunista español, andaban rehaciendo planes para liberar a Mercader, porque todos se les disolvían como un terrón de azúcar en un café caliente, quien estaba moviendo la cucharilla del café era la CÍA.

10 comentarios:

  1. Quien la sigue, la consigue. Me encanta esta investigación tuya. No tengo ninguna duda de que por fin sabremos quién mató a Kennedy!
    Nice season... La luz, los atardeceres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién decía aquello de que si le dieran a elegir entre la posesión de la verdad y el proceso de su conquista se quedaría con esto último?

      Lola, la realidad se me presenta tan, tan hiperbólica que me temo que no habrá manera de hacerla creíble. Por ejemplo, el Partido Comunista Mexicano además de introducir a varios fieles en la cárcel (no sé qué delitos tuvieron que cometer para ello) puso a una piadosa comunista de directora de la comisión de la libertad condicional. La comisión la creaba esta misma señora con lo cual nombró como su segundo ni más ni menos que a Ramón Mercader. Puedes imaginarte la que se armó: cualquier preso que quisiera redimir penas tenía, forzosamente, que hacerse amigo de Mercader. La persona que se opuso a este atropello fue Pedro Gutierrez Valencia, que tuvo por ello que hacer frente a varias amenazas de muerte.
      Cuantos más datos tengo sobre la mesa, más evidente me parece que las nuevas generaciones no están en condiciones de creerse la verdad.

      Eliminar
  2. Fantástica esa última frase. 'Duda certera' -y no es un oxímoron-. Su trabajo se está enriqueciendo tanto que me atenaza la ansiedad sólo de pensar en el esfuerzo que requiere articularlo.
    Es de agradecer que nos vaya relatando conexiones, subtramas, perfiles biográficos y aventuras tan apasionantes. No se puede imaginar lo bien que me lo paso leyéndole! Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. El problema de la realidad es que admite muchas más cosas que la literatura (bueno, éste es en realidad el problema de nuestras teorías: que si no esquematizan la realidad, no son creíbles), Santa Teresa decía que la imaginación es la loca de la casa. Pero la imaginación es sólo un pariente pobre de la realidad.
      El esfuerzo es grande, pero la satisfacción es mayor. Y sarna con gusto, no pica.

      Eliminar
  3. Supongo que ya conoces este documental de Wilfried Huismann: 'Rende-vouz mit dem Tod', que trata del asunto Cuba-Oswald-Kennedy vía México. Se encuentra, por partes, en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=ijnPdTq19iU&feature=relmfu. Yo supe de este asunto cuando me documentaba para 'Castracions', donde lo menciono. Por cierto, Cabrera Infante habla de 'Cachita' (Caridad) Mercader en 'Vidas para leerlas', en el delicioso capítulo que dedica a Carpentier, cuando éste andaba por París y frecuentaba la embajada cubana. Por entonces, nos dice CI, la embajada había cambiado de recepcionista: "en lugar de la hermosa habanera de antes ahora abría la puerta una vieja seca y desagradable". Dice que en la embajada contaban divertidos como muchos trotskistas ingleses y alemanes acudían allí a tramitar su visado para Cuba "sin sospechar que les abría la puerta la autora intelectual del asesinato de Trotski", y que el personal cubano la tenía por más estalinista que Stalin.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, me interesa mucho tu opinión. Yo he llegado a la conclusión de que todo el asunto Castro-Oswald es un montaje de la CIA que tuvo un relativo éxito.
      Conozco lo que dice Cabrera.
      Me alegra mucho volver a ver tu nombre por aquí.

      Eliminar
    2. Vete tú a saber, cómo fue todo.
      Me asomo siempre, aunque normalmente sin armar ruido :-)

      Eliminar
  4. El gato de Schrödinger12:29 p. m., octubre 06, 2012

    A diferencia de lo que sucede con los productos de la imaginación, la realidad puede permitirse el lujo de ser inverosímil. Si, además de eso, tenemos en cuenta que México es el escenario central... ya no digo más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, pero tendemos a creer que sólo en la teoría se encuentra la verdad, porque no aceptamos como verdadero nada carente de una lógica narrativa precisa. Miserias de la teoría...

      Eliminar
    2. El gato de Schrödinger2:55 p. m., octubre 06, 2012

      Por eso, algunos personajes de ficción que ahora me vienen a la memoria, al hilo de su comentario, y que se ven señalados por unas circunstancias harto sospechosas en torno a un crimen, se ven obligados a actuar como culpables a pesar de saberse inocentes. ¿Quién iba a creer su absurda historia carente de lógica, cuando la teoría que les inculpa resulta tan convincente en comparación?

      Eliminar

Intranet

La cosa esta de las redes sociales te ofrece la posibilidad de elegir afinidades y de esta manera ir construyendo tu red dentro de la red, ...