martes, 23 de octubre de 2012

Aquesta tarda


5 comentarios:

  1. Que vaya muy bien, Gregorio.
    Una abraçada,

    Diego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, don Diego.
      ¡A ver cuándo demonios nos podemos encontrar! Tenemos que hablar del Manfred de Nietzsche.
      Hace poco me preguntaba una autoridad cómo concebía yo las oposiciones para maestro. Le dije que las concebía como tres pruebas eliminatorias:
      1. Una redacción en la propia lengua argumentando una respuesta a una pregunta compleja.
      2. Un ejercicio de expresión oral en un idioma extranjero.
      3. La demostración de que se domina un instrumento musical.

      Saludos cordiales, maestro.

      Eliminar
  2. Don Gregorio, una pena que no se prodigue usted más en castellano.

    Sí, públicamente habré de reconocer aquí que además de no saber búlgaro, tampoco sé catalán. En fin, todo un indocumentado en varios idiomas ;-).

    Por si sirve de algo, si un libro en catalán (con un público necesariamente menor) tiene una reimpresión en tres meses, en castellano debería ser todo un éxito.

    Enhorabuena por el nuevo libro El valor de l’eforç. Supongo que estará recién salido o a punto de salir, porque no lo tenemos en la columna derecha de sus libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de la educación republicana estará a la veta en castellano -espero- para antes de navidad.

      "El valor de l'esforç" es la publicación de una conferencia que di en una escuela. No está prevista su edición en castellano.

      Muchas gracias por sus palabras, Pablo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la gran noticia, don Gregorio.

      Le agradezco lo mucho que se aprende de sus libros. Y casi más, su buena prosa ensayística. Los últimos libros que de ensayo que leo últimamente en español me inducen a pensar que la gente no sabe escribir.

      Gracias de verdad por demostrarme que estoy equivocado (o que hay muy honrosas excepciones).

      Eliminar

El niño tiene derecho a ser frustrado

Entrevista que me hizo el jueves pasado Carlota Fominaya para el ABC.