lunes, 17 de septiembre de 2012

Ideología y vacío



El periodista Frédéric Rouvillois le dedica este emponzoñado comentario en Causeur a la candidata a la presidencia de la UMP: “En cuestiones de ideología, Nathalie Kosciusko-Morizet no le tiene miedo al vacío.” Inmediatamente lo he traducido al español, claro.

10 comentarios:

  1. Hay más gentes sin vértigos ideológicos que han consumado sus candidaturas. Y para muestra, una botón:

    "Ideología significa idea lógica y en política no hay ideas lógicas, hay ideas sujetas a debate que se aceptan en un proceso deliberativo, pero nunca por la evidencia de una decisión lógica.
    Si en política no sirve la lógica, es decir, si en el dominio de la organización de la convivencia no resultan válidos ni el método inductivo ni el método deductivo, sino tan sólo la discusión sobre diferentes opciones sin hilo conductor alguno que oriente las premisas y los objetivos, entonces todo es posible y aceptable, dado que carecemos de principios, de valores y de argumentos racionales que nos guíen en la resolución de problemas". Prólogo de JL Rodríguez Zapatero al libro de Jordi Sevilla "Del nuevo socialismo" 2003

    ¡Todo es posible con Titanlux...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente... `por eso decía que lo había traducido inmediatamente al español.

      Eliminar
    2. Lo confieso, soy bastante lento de reflejos. Había interpretado que lo de la traducción al español era porque la frase en cuestión estaba publicada en francés. Es para lo que doy...

      Eliminar
  2. Siguiendo su consejo, me metí en el Menéxeno (que no conocía, ya ve usted). Justo acababa de leer el Pericles de Tucídides. Palabra y acción en los dos.

    Además, a los pocos días, veo en la convención demócrata a Aspasia dar el discurso en persona, que le dicen.

    Y, hoy, me encuentro con este articulazo de Manent, que le dejo por si aún no lo ha visto.

    "It is no longer possible to gain political ground by taking a position. This is why all political actors tend to use all political languages indiscriminately.
    Political speech has become increasingly removed from any essential relation to a possible action."

    http://www.city-journal.org/2012/22_3_modernity.html

    ResponderEliminar
  3. Nuestro amigo Pierre está madurando muy bien. Sin embargo no es muy seguido por estos lares. Allá cada cual.Disfrutemos nosotros de su sabiduría, pues.
    Espero algún comentario de su lectura del Menexeno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su interés, aunque me ha puesto en un buen aprieto.
      Como le decía, leí el Menéxeno justo después de una reflexión, no recuerdo de quién, acerca del discurso fúnebre de Pericles, concretamente de la relación que en él establece Tucídides entre palabras y obras.
      Así, parece que, justo ya al principìo, a Pericles le interesa quitar importancia a las palabras frente a las obras ('En mi opinión, hubiera bastado que a los hombres que han sido valientes DE HECHO también DE HECHO les bubiéramos rendido los honores (...) y no correr el riesgo de confiar los méritos de muchos a un solo hombre que puede HABLAR peor o mejor...' 2,35).
      Claro, visto lo que sigue, igual lo anterior es un simple recurso retórico (del tipo 'aunque no estoy acostumbrado a hablar en público....'). Al fin y al cabo, Tucídides nos explica su Historia en buena parte por medio de discursos, de batallas dialécticas, y parece creer que las palabras 'hacen cosas'. ¿Influencia sofística?
      Sócrates le hace empezar el discurso a Aspasia, de forma similar ('Por lo que hace a los actos (...) En lo que hace a las palabras'), lo que me hace pensar que sí era un recurso habitual, pero sin la oposición que plantea, en apariencia en favor de los actos, Tucídides. Parece que mientras Sócrates parodia con Aspasia un discurso convencional, Pericles intenta hacer lo mejor posible de una situación, el discurso fúnebre, que pertenece a la costumbre. Ello sería muy propio del personaje y del momento histórico: superar a los antepasados, etc.
      Por otro lado, igual la parodia de Sócrates también sería otro recurso teórico del tipo antes apuntado ('así hablan los otros, no yo que...'), aunque esto podría ser desmentido por la Apología, en la que, cuando más le debería haber interesado, Sócrates se salta todas las convenciones retóricas que le habría podido presentar como uno más de la ciudad y lo paga con la condena.
      Por lo que hace la parodia al discurso político y la relación (que usted apuntaba cuando me lo recomendó) con la República, estoy seguro de que se me escapa por completo, más allá de lo evidente de la caricatura. Aunque, como comenté por aquí hace unos días, igual el hablar a medias y la vaciedad son lo propio del discurso público en una democracia, ya que el político debe establecer una posición desde la que pueda armonizar deseos contrapuestos. ¿Distinguiría Sócrates entre un líder y un demagogo?
      Ya ve usted, algunas ideas poco claras y nada más. Espero no haber desbarrado más de lo habitual y, también, si le parece bien, un comentario.

      Eliminar
    2. Popper consideraba el discurso fúnebre de Pericles la expresión más pura de la democracia ateniense. A mi me parece que Platón pensaba otra cosa.
      Hay varios puntos en común entre el Menexeno y la República, a mi modo de ver el ma´s interesante es el que se refiere al tratamiento de la autoctonía. ¿Qué demonios queremos decir cuando decimos "esta tierra es nuestra" o "nosotros los atenienses"? ¿Hay otro fundamento para legitimar la posesión de un país por parte de un pueblo que el hecho de que ya lo posee? ¿Y no es ese mismo hecho el que permite hablar de "nosotros"? Pero "poseer" en política acaso sea la forma noble de "usurpar". Quiero decir, toda posesión de un territorio se fundamenta en una usurpación aun propietario más antiguo y, por lo tanto, todo "nosotros" se fundamenta en un acto de fuerza. Por supuesto esto es lo que el discurso político tiene que ocultar.

      Eliminar
    3. ¡Glups! Me parece que el próximo libro de Platón que compre será en versión para colorear.

      Eliminar

El que avisa no es traidor

Ayer, a eso de las 6 de la tarde, en el Paseo de San Juan de Barcelona, un poco más arriba del Arco del Triunfo. Dos niños de unos 5 años e...