domingo, 27 de febrero de 2011

En defensa de la cultura general


Ahora que la cultura general es tan denostada, porque lo que mola no es saber, sino aprender a aprender, y en lugar de memoria preferimos tener creatividad, me parece más importante que nunca rendir un homenaje a esta vieja dama que, sin duda conoció mejores tiempos.
  • El aprendizaje de conocimientos factuales es imprescindible. No se puede enseñar a los alumnos competencias como el análisis, la síntesis o el pensamiento crítico si no poseen una cultura general. La cultura general es una condición sine qua non del aprendizaje de competencias. Cuando reflexionamos, reflexionamos sobre algo. La acción de reflexionar implica reordenar las informaciones que tenemos sobre un tema para hallar un nuevo encaje entre ellas, por eso para reflexionar bien hay que conocer bien los hechos. Cada campo del saber tiene no sólo un objeto de estudio específico sino también una específica manera de abordarlo.
  • Las facultades intelectuales que queremos estimular en nuestros alumnos (reflexionar de manera lógica con una mirada crítica) son indisociables de la cultura general, porque para reflexionar necesitamos usar nuestra memoria. Enfrentados a un problema, comenzamos por buscar la solución en nuestros recuerdos. Sabemos que la diferencia entre los mejores jugadores de ajedrez del mundo no es su razonamiento táctico, sino la memoria de situaciones y posiciones semejantes a la que tienen que enfrentarse en cada momento.
  • La cultura general nos ayuda a aprender. Cuantos más conocimientos tenemos, más fácilmente adquirimos conocimientos nuevos. Los expertos siempre aprenden mejor que los novicios. Recordamos mejor de las cosas que tienen un sentido para nosotros. Esto significa que la cantidad de información que retenemos depende de la cantidad de información que ya tenemos. Por eso la única manera de superar un retraso es adquirir más conocimiento que los otros. No recuperamos el retraso de un alumno proporcionándole técnicas de estudio, sino dotándolo de datos y de estrategias categoriales (o sea: las disciplinas) para analizarlos.
  • En la resolución de problemas el alumno debe distinguir entre su estructura profunda (el problema lógico implícito) y su estructura superficial (el redactado del problema). Dos problemas pueden tener la misma estructura profunda y estructuras superficiales muy diferentes. Como todo profesor sabe, los alumnos tienden a confundir los dos niveles con facilidad. La estructura profunda no es evidente a priori. Incluso puede haber un número ilimitado de estructuras profundas en un problema. Para discernir la estructura profunda hay que entender las relaciones entre las partes de un problema y discriminar las relevantes para resolver la pregunta que nos plantean. Lo que sabemos es que cuanto más se entrena, más fácil es hallar la solución. Es imposible ser competente en un ejercicio mental sin un entrenamiento sostenido y prolongado. Sólo la repetición facilita la transferencia. Imaginemos que existiera una teoría general del juego. Si nos especializásemos en ella, seríamos expertos en teoría general del juego, pero no por ello sabríamos jugar bien ningún juego concreto. Para dominar un juego hay que jugar, durante mucho tiempo, porque sólo el ejercicio continuado permite el desarrollo de analogías entre las estrategias del pasado que tuvieron éxito y las estrategias que debemos poner en marcha en el presente. La analogía, o la transferencia, sólo se hace presente para los familiarizados en el trato de un problema.
  • La cultura general nos ayuda a comprender y, por lo tanto, a leer. Para comprender un texto necesitamos comprender las relaciones entre sus partes, no es suficiente con comprender cada parte independientemente del resto. Comprendemos y retenemos mejor lo que leemos si ya poseemos información sobre el tema porque podemos establecer relaciones fuertes entre lo nuevo y lo sabido. Al mismo tiempo, la lectura frecuente incrementa nuestra cultura general. Pero esto no significa que cualquier libro sea beneficioso para el niño.
  • No es cierto que la imaginación sea más importante que el saber. Sin saber no hay imaginación. No se puede pedir a unos alumnos que se imaginen la vida cotidiana en una selva tropical si carecen de datos. Sólo nos ofrecerán banalidades.
  • Y lo más importante de todo: Lo opuesto a la cultura general es la cultura particular. La más particular de todas es la de nuestra tribu... porque la idiocia no sé si puede merecer el nombre de cultura.

domingo, 20 de febrero de 2011

viernes, 18 de febrero de 2011

Sigue la gira

El día 15 de marzo estaré en Tribuna Girona, en el Cicle de Conferències sobre el futur de l'ensenyament, que inaugura el ministro Gabilondo, lo continua la consellera Rigau y lo cierra un servidor.

jueves, 17 de febrero de 2011

Crónica parlamentaria

I
Irene Rigau, la Consellera d'ensenyament, criticaba esta tarde en el Parlament de Catalunya los "métodos suaves".

II
La oposición ha puesto el grito en el cielo y la ha acusado de querer recuperar la lista de los reyes godos.

III
La expresión "métodos suaves" es de un sociólogo de la educación socialdemócrata, Jaap Dronkers y la conferencia en que critica estos métodos se encuentra en la web de la fundación socialista Rafael Campalans. La Consellera no ha hecho más que llevar al Parlament una polémica abierta en el seno de la socialdemocracia europea. 

IV
Dronkers avisa en su conferencia de que los "métodos suaves" han alejado a los docentes de su apoyo tradicional a la izquierda. ¿Hay que recordar las huelgas que le organizaron en Cataluña al Conseller Maragall?

V
Ya me veo a la Consellera recogiendo en público alguna referencia literal de la defensa que hace Tony Judt de la meritocracia y a la oposición de izquierdas, que tanto venera últimamente al difunto Judt, acusándola de reaccionaria.

Me voy de gira

El lunes, invitado por Borja Lucena, me voy a Soria, donde intentaré decir alguna cosa con sentido y sentimiento en el Casino. Están ustedes invitados.
Más información aquí y aquí.

El jueves tengo que estar en Tarragona, que me ha llamado a filas Josep Oriol Pujol y si mis amigos me dicen ven, pues lo dejo todo.
Información aquí.

Estoy pensando en trazar un camino largo y quebrado de Soria a Tarragona que me demore un par de días por tierras castellanas y aragonesas. Agradeceré sus sugerencias, aunque ya saben ustedes que el mejor método para dar con lo inesperado es perderse.

Por cierto, en abril presentaremos la Introducción al vocabulario de Platón nada menos que en Sevilla (o sea: nada menos que en Sevilla en abril). Por cosas como estas merece la pena escribir un libro).

Un par de reseñas: ésta y ésta.

Uno al final vale lo que valen sus amigos.

miércoles, 16 de febrero de 2011

La realidad de la revolución

Without economic justice, democratic dreams in the Middle East can never truly be fulfilled.

La gente que me rodea está entusiasmada con lo ocurrido en el norte de África. Yo estoy intranquilo. La democracia no abarata el precio del pan por sí misma, ni crea más puestos de trabajo, ni tiene soluciones milagrosas, ni tan siquiera educa demócratas.  En el mundo ha habido más de una democracia que se ha suicidado democráticamente.

El entusiasmo, siempre, siempre, como el opio del pueblo.

Viva, evidentemente, la democracia. Pero los que saben que esto de la política es (también) el arte de soportar la frustración tienen mucho, mucho trabajo por delante.

domingo, 13 de febrero de 2011

Aforismos VIII

El hombre es el animal capaz de degradarse.

El hombre es el animal que se cree inteligente

No hay lógica más persuasiva que la que argumenta el discurrir de las yemas de unos dedos.

Hay gente a la que conociste en la infancia y cuando la vuelves a ver al cabo de muchos  años descubres que ya de niños llevaban puesta esa misma cara que arrastran ahora. Comprendes entonces que esa seriedad que les suponías se debía simplemente a que habían nacido con cara de viejo.

Sólo hay una manera de comprender al otro: la conversión, es decir, la fe en sus convicciones. 

Sólo hay una manera de comprender al otro: ser el otro (lo cual no implica que el otro se comprenda a sí mismo)

Entre las familias, es la sangre la causante de las heridas.

jueves, 10 de febrero de 2011

Chamfort, la metafísica y los vascos

Chamfort: "Je dirais volontiers des métaphysiciens ce que Scaliger disait des Basques: 'On dit qu'ils s'entendent, mais je n'en crois rien'"

martes, 8 de febrero de 2011

Aforismos VII

La vida vivida a conciencia es un sueño.

La acti-vidad es el acto de la vida

Era tan inválido que esperaba a la vida sentado.

Sólo un suspiro separa la vida de la muerte.

La vida que no se consume, caduca pronto.

Gracias a que la vida nos arrastra no tenemos que estar pensando constantemente a dónde vamos.

Gracias a dios el vivir tiene esta cosa perezosa, olvidadiza, acomodaticia, que nos permite ignorar que nos estamos precipitando en el tiempo.

La función de la cultura es hacernos olvidar nuestra naturaleza y la de la ley penalizar los brotes intempestivos de memoria.

Es sabido que la cultura es la agricultura de las plazas públicas.

La naturaleza, vista por el hombre, ya es cultura.

La cultura propiamente dicha es cultivo solitario del desarraigo.

Me resulta incomprensible el amor a la naturaleza. La naturaleza en su sentido más propio es la muerte viva: Mirad el festín de vida que garantiza un cadáver.

¿Tiene el caníbal ardores de conciencia?

La cultura es el mundo visto por una mirada con más esperanza que memoria.

Los símbolos son de quien los usurpa.

En aquel aprisco sin vallas, cada oveja era un rebaño.

La educación en el lugar común proporciona ventajas evidentes: nos ahorra tener que inventar soluciones a nuestra propia.

Cada vez que veo actuar a mi gata no puedo evitar pensar que la lógica es la forma de pensamiento más primitiva. ¡Qué incapaz es mi gata de ironía! La ironía es la expresión elegante de una contradicción.

La Excepción llevó a la Norma ante el tribunal del Capricho. Acusada de trivial, la Norma no pudo decir nada atinado en su defensa. Fue absuelta por ello.

La literatura y no la lógica es la que educa el sentido de la coherencia. Es el aprendizaje necesario para hallar refugio entre los hombres.

La realidad tiende a encaramarse por nuestros deseos, parasitándolos.

lunes, 7 de febrero de 2011

Encuentros en la (pen)última fase

I
X

- ¿No me reconoces, verdad?
No, no lo reconocía.
- ¿Tanto he cambiado?
Me he tenido que encoger de hombros. Sólo veía un pordiosero. Barba de varios días, mal peinado, ojos hundidos, manos temblorosas, ropa sucia y gastada, zapatos de media suela...
- Soy X...
Su nombre propio ha dado concreción a algo que parecía querer esbozarse bajo las arrugas del rostro. Sí era X, aquel alumno de bachillerato.
- Estoy jodido. No hay trabajo y no encuentro nada. Está todo muy mal.
- Sí....
- En casa estamos todos desesperados. Mi hermano se tiró el mes pasado al tren. ¡Qué desgracia! ¡No hay manera de encontrar nada!
Sí, efectivamente, era X. Al ver mi gesto de reconocimiento, ha dado un paso más.
- A mi hija, la criatura, no tengo qué darle para comer. ¿No tendrás un par de euros para comprarle papilla?
Era X, sin duda. Hace medio año me lo encontré, también casualmente, y me dijo lo mismo. Aquella vez lo reconocí nada más verlo.

II
Y
Al ver a Y he notado que estaba aquejado de un dolor muy profundo. Llevaba el brazo en cabestrillo, pero no era esa la fuente de su dolor. Me ha echado el brazo libre al cuello y se me ha puesto a llorar mientras me contaba que enterró a su mujer la semana pasada. Estaban los dos paseando y ella le agarró del brazo mientras caía al suelo, mirándolo con unos ojos enormes de sorpresa. "Se cayó al suelo y yo no podía recogerla porque al caer me rompíó el brazo." ¿Qué puedes decir en estas ocasiones? Te gustaría poder ofrecer un consuelo de algún tipo, pero lo único que puedes ofrecer es tu silencio, para acoger cada una de las palabras del duelo.
III
Lo he dicho aquí más de una vez: la diferencia esencial entre la juventud y la vejez es que cuando eres joven la naturaleza es lo que te empuja y cuando eres viejo la naturaleza es lo que te aguarda. Cuando eres joven no sabes que la naturaleza te empuja, pero todo lo que sabes es gracias a ese ímpetu que rompe en tí y que te hace añorar el más allá de todo horizonte. A medida que te vas haciendo viejo te gustaría levantar murallas en el horizonte y proteger tu mundo, tan débil, de la impiedad del tiempo. 

IV
Ustedes perdonen. Mañana volveré a los aforismos.

sábado, 5 de febrero de 2011

Aforismos VI



Los revolucionarios creen vivir en el momento supremo de la historia, el más clarividente, en la atalaya histórica que les permite contemplar el panorama completo del pasado y del futuro. Por eso no dudan en someter completamente el ser a su deber ser absoluto. Ni Dios, al crear el mundo, se atrevió a tanto. Fue mucho más humilde, ya que le reconoció un margen de libertad al diablo.

El día de la mujer trabajadora es un ramo de rosas ideológicas que el presente le regala a su conciencia.

La ideología es el lugar común partisano. O el partidismo del lugar común.

La política, en su pompa, es una exhibición de gónadas encorbatadas.

Con frecuencia la izquierda sólo parece capaz de defender aquello que compadece.

Es progresista quien tiene más confianza en la historia que en la moral.

viernes, 4 de febrero de 2011

Aforismos V

Me miro en esa foto de hace diez años. La señalo y digo: “Yo”. El código penal se fundamenta en la confianza de que sé lo que he dicho.

Pensarse y decirse “yo” es jugar con la ilusión de encontrar la imagen fija de uno mismo en la corriente del río que nos refleja.

Más me sé a mí mismo con el “se” del sabor que con el “sé” del saber.

El sí mismo es una cuestión de confianza.

Es persona quien es visto como tal.

Cada cual es según lo que ama.

Los enamorados tienen a creerse copropietarios del alma de la persona amada.

jueves, 3 de febrero de 2011

Aforismos IV

Era tan ateo que ningún dios creía en él.

Los santos que nunca tuvieron ocasión de pecar son recibidos en el cielo con un poco de lástima.

La realidad: Lo que no hay manera de desprenderse de la suela del zapato.

Cada vez que tiramos la realidad por la borda es que nos hemos olvidado que la llevamos atada al cuello.

Nada teme más el escéptico que ser ejemplo para alguien.

El nihilismo sincero sólo puede ser invisible.

Efectivamente, parece que uno se va haciendo anciano a medida que se va adentrando en su pasado, hasta perder de vista el horizonte del futuro.

Toda filosofía se reduce a una inmensa añoranza de realidad.

Cuando la realidad nos llega al cuello tendemos a pedir un flotador a nuestros sueños.

Pensar es tropezar

La caverna platónica –y esto es algo que Platón ya sospechaba- también tiene sus cloacas.

Entre nosotros no ha habido heideggerianos notables. No podía ser de otra manera. A nosotros lo que nos inquieta no es la cura, sino la sine-cura.

La teleología, en cualquiera de sus formas, es un ejercicio de autocompasión.

Un buen maestro no tiene método. Él es el método.

A los que se ponen, bien o mal, a filosofar, no tarda en crecerles un pequeño filósofo-rey en la punta del cálamo.

La verdad es a veces el maquillaje del cansancio. Buscamos a tientas o con lupa y allá donde, agotados, nos decimos “hasta aquí llego”, solemos encontrar un fundamento.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Egipto

I
Lo que está pasando en Túnez y Egipto (no en Libia y eso parecer estar pasando desapercibido a los analistas) debería proporcionar una cura de humildad a las ciencias sociales. Sin esa cura  los científicos sociales serán incapaces de comprender la especificidad de las cosas humanas. Según evolucionen los acontecimientos asistiremos a la sacralización de un acto fundacional o a la crónica de una frustración. Ya se verá.

II
Sin duda los egipcios que se manifiestan contra el régimen, sean las que sean sus razones, se dejan guiar por lo que creen que es mejor para ellos. Viendo las reacciones de muchos comentaristas hispanos, parece que dan por supuesto que: (1) el pueblo egipcio ha decidido tomar las riendas de su destino, (2) lo que decide el pueblo es siempre bueno; (3) que lo que es bueno para el pueblo egipcio es bueno para nosotros.

III
El optimismo, se vuelve a demostrar una vez más, es el opio del pueblo... y de los comentaristas de la SER (especialmente).

IV
El siglo XXI está por escribir. Y todas las posibilidades son posibles. Especialmente en el Mediterráneo.

V
Sigo creyendo que hay una incompatibilidad radical entre Islam y liberalismo, porque el Islam es un sistema de leyes cuya pertinencia está dictada por Dios y no puede pasar, por lo tanto, a constituir motivo de debate parlamentario. Precisamente por eso pueden ser compatibles el Islam y la democracia.

VI
Si el Espíritu guía la historia, el Espíritu sufre cólicos, que son el verdadero motor de la historia.

Más allá de las palabras

"Un par de años antes de su muerte, Isaiah Berlin imaginaba su funeral como un concierto: Alfred Brendel tocando una sonata de S...