domingo, 31 de julio de 2011

Sobre el espectro

Leo en Werner J. Dannhauser: "I am tempted to offer the generalization that no man can be honest in politics unless he is frequently embarrassed, and acutely embarrassed, by men on his own side of the political spectrum." Y siguiendo con la lectura me doy cuenta de que Leo Strauss nunca escribió un artículo para National Review (un medio de expresión canónico de la derecha americana del que era lector asiduo) mientras sí colaboró con Chicago Review, cediendo a la petición de sus alumnos, de manera que su firma se encuentra al lado de las de Tennessee William, Williams Carlos Williams, Henry Miller, Lawrence Ferlinghetti, Jack Kerouac, William S. Borruoghs o Allen Ginsberg.

sábado, 30 de julio de 2011

Las personas y el verbo

Anda la gente por Ocata quejándose del tiempo. Por lo visto, más que tiempo es un contratiempo. ¡Pero cómo agradece mi huerto estas lluvias de julio! Esta tarde en cuanto ha parado de llover he ido a coger tomates, pimientos y pepinos. He venido, por supuesto, calado hasta los huesos, pero contento. Además me he traído una calabaza que no debe pesar menos de diez kilos. ¡Dichosos contratiempos!


Manuel Cruz me ha enviado "Las personas del verbo (filosófico)". He puesto el libro bajo el montón de los libros pendientes. Tiene encima a Muhsin Mahdi, Nathan Tarcov, Herbert J. Storing, Werner J. Dannhauser, Seth Benardete y Steven J. Lenzner. Mucho peso, quizás. Un día os hablaré de la biografía de Muhsin Mahdi. Hay quien dice que ha sido el único filósofo que ha muerto de tristeza. Asoma una esquina del libro de Manuel Cruz por debajo de los otros.  ¡Qué extraños los pronombres personales! ¿Significa algo "yo"? ¿Es decir: significa algo más que lo que significaría una señal de tráfico en la que pudiera leerse "A Yo 5 Km" leída por un conductor llamado Yo? La primera palabra del libro es "cuando" y la última, "común", lo cual no quiere decir nada, pero tengo esta manía. Cuando cae un libro en mis manos es lo primero que miro. Los autores que se amontonan sobre Las personas del verbo, en lugar del yo hablan del alma. Es que el alma tiene cura, mientras que el yo no es nunca paciente.

En la Biblia, la Persona ES el verbo. 

En mi caso, tratar de la primera persona es recordar a Lope, gran, gran psicólogo: 

Entro en mí mismo para verme, y dentro
hallo, ¡ay de mí!, con la razón postrada,
una loca república alterada,
tanto que apenas los umbrales entro.

viernes, 29 de julio de 2011

Adiós, ZP, adiós.

Siempre es mejor echarle las culpas de todo a la psicología del gobernante que a la realidad de las cosas políticas. ¡Necesitamos tanto que haya hombres malos y políticos incompetentes! Todo es mucho más fácil si el mal de muchos puede calmarse cortando unas pocas cabezas. Y ZP se ha cortado la suya ante el altar de la patria perpleja, tras verse a sí mismo como un cordero pascual. Cuentan los que aseguran que están bien enterados, que al comienzo de la crisis Solbes le sugirió que no había dinero en las arcas públicas y que él le contestó que imposible, que no podía ser que no hubiera dinero para hacer política. Pero no había dinero y sin dinero, el electorado, tu electorado, te va dando la espalda porque no entiende para qué te ha votado si se encuentra más pobre ahora que antes de haberte votado. A lo largo del camino los mojones de los cadáveres políticos de los amigos que tanto te animaban a alumbrar con la lux de Philip Pettit las oscuridades hispanas te han ido acercando a tu destino, tan alejado del Condado de Galway. Quizás ahora hayas comprendido que las cosas políticas se explican desde su específica lógica y no desde la teoría política. ¿Quién se acuerda hoy del debate entre Solbes y Pizarro en las generales del 2008? Tres años nos separan de la prehistoria. El tiempo de la política no es ni absoluto ni relativo, es el tiempo ecológico que va acumulando olvidos a su antojo. No me gustó cuando viniste haciendo de Guzman el Bueno ante los americanos y no lamento que te vayas ahora que has descubierto lo poco que tienen en común la sabiduría y la política. Los políticos románticos son aquellos que pueden subirse sobre sus propios hombros porque han sabido aprovechar el viento a favor. Con vientos favorables siempre hay magníficas travesías. Los políticos sin éxito nos dan pena, parecen criadas atolondradas, que no han aprendido a sacar brillo a los dorados del narcisismo democrático. En democracia, ZP, el electorado deposita en su voto una cantidad considerable de narcisismo. Y no le gusta nada despertarse un día descubriendo que no sabe a dónde mirar para sentirse guapo. Cuando esto ocurre acaba echándole la culpa de los malos vientos al capitán. Has sido un mal actor que no ha sabido improvisar y has aburrido al público. Lo has aburrido tanto que cuando has asumido que tu misión histórica era sacrificarte por España, tus electores estaban mirando para otra parte. Hacía tiempo que no seguían la obra. Pero no echemos la culpa de todo a la pobreza de tus recursos interpretativos. La obra exigía actores dramáticos de primera. Y no hay ningún gran actor que no sea un gran hipócrita. Un actor ingenuo en un papel dramático destroza cualquier obra. Por eso desde las butacas creemos que lo que sale a borbotones de tu yugular es salsa de tomate. El espectador, en todo caso, y este es el axioma del teatro, siempre es inocente.

martes, 26 de julio de 2011

Eros II (entre Platón y Wittgenstein)

"The Platonic dialogues illustrate two of Wittgenstein's own theses or assumptions, of which the first is that human discourse, and in particular, philosophical discourse, has no beginning and no end. We are always in medias res. Second, therefore, there are no final or comprehensive discursive constructions, or theories in the sense deprecated by Wittgenstein. But for Plato, contrary to Wittgenstein, there is a top and a bottom to philosophical discourse, and this is represented by the Ideas on the one hand and the doctrine of eros on the other. In more prosaic terms, we are united by our desires, and these in turn are regulated by the natures of the objects of our desire. What one could call ordinary or ordinal discourse is thus defined pragmatically by the intelligibility of desire".

Stanley Rosen, "Leo Strauss And The Possibility of Philosophy".

lunes, 25 de julio de 2011

Eros

“Eros is an issue of boundaries. He exists because certain boundaries do. In the interval between reach and grasp, between glance and counterglance, between ‘I love you’ and ‘I love you too,’ the absent presence of desire comes alive. But the boundaries of time and glance and I love you are only aftershocks of the main, inevitable boundary that creates Eros: the boundary of flesh and self between you and me. And it is only, suddenly, at the moment when I would dissolve that boundary, I realize I never can.”
-Anne Carson, de “Eros, the Bittersweet”

Vía The Murder Mile

domingo, 24 de julio de 2011

Algunos consejos mágicos

El libro XXX de la Historia Natural de Plinio está dedicado a la magia. Aunque el autor asegura que no cree en nada de esto, lo menos que puede decirse es que estaba muy bien informado sobre los detalles de su increencia, como ponen de manifiesto las cuatro notas que os transmito de esta obra.

Dice Plinio:

De todos los animales, el que más admiran los magos es el topo, que está condenado a sufrir una ceguera perpetua y a vivir en las tinieblas. No hay vísceras en las que depositen más confianza que en las suyas. Ningún otro animal les parece más adecuado para los ritos religiosos y nada hay más fiable para predecir el futuro que su corazón fresco y aún palpitante. 

De las garrapatas se obtienen indicios muy fiables sobre lo que le queda de vida a un enfermo. Si llevando una garrapata te paras a los pies del lecho de un enfermo y lo interrogas, sabrás que, si responde, aún le queda mucho de vida, pero si no responde, está ya con un pie en el otro mundo. Plinio se hace eco de lo que contaba el neopitagórico Nigidio: los perros huyen de aquel que ha arrancado una garrapata a un cerdo.

Si se quiere evitar que los brazos de los niños se cubran de vello, hay que frotarlos con huevos de hormiga. Sin embargo los comerciantes de esclavos que quieren retrasar el nacimiento del vello en los adolescentes, frotan su piel con la sangre de los testículos de un cordero. Esta sangre, aplicada en la axilas recién depiladas con cera es muy eficaz combatiendo el mal olor. También el murciélago tiene propiedades depilatorias, pero para que tenga efecto en los sobacos de un niño hay que mezclar su sangre (la del murciélago) con semillas de cicuta. La hiel del erizo también sirve para estos menesteres, pero solamente mezclada con sesos de murciélago o leche de cabra.

Para el mal de estómago es mano de santo -digo, de mago- comer un número impar de caracoles, especialmente si son de las Baleares. 

A los que escupen sangre les va de perlas el pulmón de buitre asado al sarmiento mezclado con flores diversas y regado con vino. Hay que consumirlo dos veces al día, por la mañana y la noche. 

Una pluma de buitre puesta en los pies de una parturienta, alivia los dolores del parto. Para llevar su embarazo a término las mujeres en cinta deben evitar los huevos de cuervo. Con sólo pasar debajo de uno, abortan. Y lo que es peor, abortan por la boca.

Para evitar las relaciones sexuales y alejar a los moscones, lo mejor es llevar encima, envueltos en piel de carnero, los testículos de un gallo de combate cubiertos de grasa de oca. También el polvo levantado por una mula al revolcarse es un anerótico formidable, pero hay que empolvarse bien todo el cuerpo. Si, por el contrario, se quiere despertar el deseo de una mujer, lo más conveniente es poner bajo su cabeza un poco de lana empapada de sangre de murciélago o hacerle comer lengua de ganso mezclada con cualquier alimento. La concepción se favorece si se mantienen enlazados dos pelos de la cola de una mula durante el coito. 

Un aviso que quizás no debiera tomarse a broma: el que orina sobre los orines de un perro es aquejado de una larga pereza sexual.

Por último un consejo pedagógico: Si se quiere evitar el cansancio, de cualquier tipo, hay que hacerse con los nervios de las alas y las patas de una grulla.

sábado, 23 de julio de 2011

Sonidos del verano I (So long, Amy)



So long, Amy

Imágenes del verano III


Whistler. Trouville, 1865.

Quería hablarles de "Empieza por educar" y de lo bien que me lo pasé ayer con ellos descubriendo lo que se puede hacer en las mañanas calurosas del mes de julio con alumnos de ESO del barrio de Chueca que han suspendido varias asignaturas. Se puede hacer, por ejemplo que acudan voluntariamente a las 8.30 de la mañana a tutorías porque quieren repasar algo que el día anterior no acabaron de comprender en clase. Se puede conseguir convencer a alumnos agotados por el peso del fracaso de que aprender es un reto estimulante cuyo disfrute está al alcance de cualquiera que se atreva a alargar la mano hasta la rama del árbol del que cuelga ya maduro. Quería hablarles de todo esto pero soy incapaz de reflejar el entusiasmo, la alegría, el coraje de sus profesores.

jueves, 21 de julio de 2011

Empieza por educar


El viernes me voy a Madrid, a pasar todo el día con Javier Roglá y la magnífica gente de Empieza por Educar. Yo creía que ya no existían los milagros, y mira por donde, estoy y viendo nacer uno de la mano de Javier. Estoy dispuesto a transmitirle cualquier pregunta que me queráis hacer sobre Empieza por Educar.

Imágenes del verano II



Karl Freidrich Schinkel - Vista del esplendor de Grecia [1836]

miércoles, 20 de julio de 2011

Se llamaba Flor

...
- ¿Quién? ¿El criado?
- ¡Eso es lo que te digo que se llamaba Flor!
- ¡Ningún hombre se llama así!
- Pero éste era filipino.
- Entonces se llamaría Florencio.
- Yo sólo sé que se llamaba Flor, pero él no lo llamaba así, sino Filipino. "¡Filipino!", gritaba, y daba un golpe con el bastón en la mesa. A mí esas no me parecían maneras de tratar a una persona.
...

martes, 19 de julio de 2011

Puesta de sol en el lago Leteo

Gustave Coubert, Puesta de sol en el lago Leman (1874)

Viendo esta imagen se me ha ocurrido pensar, no sé por qué, en un país remoto en el que para acabar con su mala memoria histórica cada uno de los bandos (no está muy claro cuántos hubo) de una antigua guerra civil renunciara públicamente de sus verdugos al mismo tiempo que reivindicaba sus muertos.

sábado, 16 de julio de 2011

The Lucky Sperm Club

Buscando información sobre "The Lucky Sperm Club" para un artículo que quiero escribir sobre este tema, me he encontrado con este curioso discurso de George Bush. Lo pronunció cuando aún era candidato a la presidencia de los USA. Creo que no tiene desperdicio.
De nada.

El silencio de...

Vía

De retoques púdicos

Ando con los últimos retoques a un ensayo y de nuevo me encuentro con una sensación de pudor que me lleva a borrar determinadas conclusiones. No por un súbito ataque de escepticismo, sino porque pienso que no soy yo quien debe conducir al lector de la mano hasta las mismas. Así que planteo el problema y lo desarrollo hasta la que me parece la penúltima conclusión. Si el lector me ha entendido, él mismo hará el resto del camino. Si no me ha entendido, allá él. Por otra parte ocurre que uno nunca puede estar seguro de que el lugar a donde ha llegado no marque sino el límite de su resistencia intelectual al cansancio. No tengo, obviamente, por qué descartar que el lector no sea mucho más resistente a la fatiga que yo.

jueves, 14 de julio de 2011

Imágenes del verano


Se ha ido mi mujer a Pamplona a cantar el Pobre de mí y me ha dejado a mí de Rodríguez, pero con la agenda repleta. Esta tarde a una hora indefinida han de venir los del Corte Inglés a traer un colchón, mañana tengo que hacer eso y lo otro, en fin, un sinvivir de Rodríguez. Y además llueve.

Y como llueve he decido ir esta mañana a la Calle de los Melancólicos, a gastarme el dinero de comer en el Wah Wah. He salido con poca cosa, con L.A.M.F. de Johnny Thunders & The Hearthbreakers y el Fear de John Cale, un disco curioso, en el que Cale cuenta con la colaboración de Phil Manzanera y Eno. 

Si de comer se trata, el huerto proveerá. Que provee. Hoy ha provisto calabacines en flor a la plancha. Le sientan realmente bien a John Cale.

lunes, 11 de julio de 2011

Alejandro submarino

En numerosas historias medievales de Alejandro Magno se cuenta que Aristóteles, queriendo conocer el fondo del mar, se construyó una especie de batiscafo para poder satisfacer su curiosidad.


Bien curiosa es esta miniatura de La Geste ou histore du noble roy Alixandre, roy de Macedonne, del siglo XV, donde el fondo del mar se muestra como un mundo descolorido, pero bien poblado, tanto por animales como por humanos y sirenas, que también parecen sentir curiosidad por Aristóteles.


Copia del siglo XVII de una novela alejandrina en la que se recoge el mismo hecho, pero con menos salero.

Aprender a leer

Leo en Oakeshott que no se puede aprender a leer si uno solamente tiene interés por lo actual e inmediato; que, de hecho, añade, es casi imposible aprender a leer (a leer cabalmente: con atención, lentamente) a partir de textos contemporáneos.

Como me ve leyendo a Oakeshott, E. me dice que me estoy volviendo muy conservador. "Presentarse como conservador -le digo- facilita mucho las cosas". E. no me entiende y los dos nos callamos. Así que puedo seguir leyendo. "La escuela permite la emancipación del alumno gracias a un continuo redireccionamiento de su atención". Lo subrayo mientras E.B. me pregunta finalmente: "¿Por qué facilita las cosas?". "Mira -le digo cerrando el libro-, no tienes que preocuparte por estar a la altura de las buenas intenciones de los que te oyen." 

sábado, 9 de julio de 2011

La justiciera de Ocata

De vuelta del mercado, P. y yo tomamos la calle Flos i Calcat. Al acercarnos a la antigua fábrica Doggi, que han empezado a demoler estos días, vemos a un par de jóvenes de unos dieciocho años saltar la valla de la fábrica, que no tiene menos de cuatro metros de altura, y venir corriendo hacia nosotros como si los persiguiera el diablo. Poco después se abre una puerta y un hombre con casco echa a correr tras ellos. "¿Les ponemos la zancadilla?", me pregunta P., "¡No, ni hablar!", le contesto, temiendo que lo haga y tengamos un disgusto. "¿Y si han robado algo?". "¡Ni se te ocurra!". Los dos jóvenes pasan a nuestro lado como balas y el hombre que los persigue renuncia a seguir tras ellos. "Aún queda otro adentro -nos dice-, lleva una camisa roja." Seguimos nuestro camino en silencio. Al poco rato P. me dice: "Ahora me da pena el que se ha quedado adentro."

jueves, 7 de julio de 2011

Estudiar en Cataluña

Se acaba de publicar la Evaluación General de Diagnóstico 2010, que analiza los conocimientos de los alumnos de segundo curso de ESO de todas las comunidades autónomas. Me he entretenido analizando con algún detalle los de Cataluña. Lo que me interesa sobre todo es ver la relación entre los alumnos con resultados ínfimos (los que difícilmente podrán obtenir el título porque, como se decía antes, no saben hacer la O con un canuto) y los alumnos con los mejores resultados (que son los que mejores resultados tienen en una pruebas que miden un equipamiento intelectual de estricta subsistencia). Para evitar variables extrañas me gusta centrarme en los resultados de matemáticas, que me parece que son los que permiten una comparación más objetiva con otras comunidades. Pues bien, en Cataluña los resultados de esta evaluación coinciden, en este aspecto, exactamente con los datos PISA de 2006, lo cual significa que el sistema escolar catalán se encuentra firmemente asentado en su fracaso. Porque, sin duda, hay que hablar de fracaso si se tiene en cuenta que: 
  • El 19% de los alumnos de segundo de ESO catalanes está en el nivel inferior. Sólo Extremadura, Andalucía, Canarias, Melilla y Ceuta están peor que Catalunya en este campo. 
  • Sólo el 5% de los alumnos catalanes de segundo de ESO está en nivel el superior. Sólo Canarias, Ceuta y Melilla tienen menos alumnos excelentes que Cataluña.
Por cierto, ya que estamos en San Fermín: En Navarra el porcentaje de alumnos en la franja inferior es el 9% y en la superior del 17%.

Codex Calixtinus

Han robado el Codex Calixtinus. Lo único que tengo que decir es que no he sido yo. Motivos no me faltaban, como a ningún navarro, pero que quede claro: yo no he sido .

Del respeto al maestro

Dice Francesc Eiximenis: 

"Los nostres maestres devem encara oir de tot nostre cor, e açò per tal quant nos il·luminen per llur doctrina e ens són raó de tot nostre bé (...). Llegim que Hipocràs ordonà que en la sua escola negú no gosàs impugnar ne res rebujar fins que hagués oït set anys".

O sea: "Debemos escuchar a nuestros maestros de todo corazón, porque nos iluminan con su doctrina y son causa de nuestro bien (...). Leemos que Hipócrates ordenó que en su escuela nadie se atreviera  a impugnar nada de lo recibido hasta haber permanecido siete años en ella".

Así que ya tengo respuesta para la siguiente pregunta impertinente de un alumno: "¿Y usted cuántos años dice que lleva oyéndome?".

lunes, 4 de julio de 2011

Teoría del límite


Nouakchott, Mauritania
Photography: Steve McCurry
National Geographic August 1987
(via booksnbuildings)

¿Cómo hay que ser para poder llamarse Kevin?

Si yo les preguntara si Kevin es un nombre adecuado para un hombre, probablemente ustedes me responderían que qué pregunta es ésta. Pues es exactamente la pregunta que ha encendido un vivísimo debate esta mañana en mi panadería habitual. Cuando han solicitado mi parecer de hombre letrado sobre este asunto, la panadera y las clientas ya habían alcanzado un consenso básico. Es adecuado para un hombre negro. Pero la duda venía a continuación: ¿Cómo de negro ha de ser un hombre para poder llevar sin aspavientos el nombre de Kevin? No me han dado tiempo a contestar porque una clienta ha presentado el caso de dos mulatos de Ocata e inmediatamente se ha avivado el debate. ¿Puede un mulato llamarse Kevin? Y es en este punto donde he aprovechado para escabullirme con el pan bajo el brazo. El ágora está llena de sorpresas.

4 de julio en Escalante (Utah)






Tres años hace ya.

domingo, 3 de julio de 2011

Sigo con lecturas intempestivas

Tras Waiting for Superman, abro ahora un libro con un título escandaloso Work Hard. Be Nice.


Me esperan los siguientes:




O sea que pasaré el mes de julio entre Platón (por cierto: si os queréis pasar, seréis bienvenidos) y Wendy Kopp.

viernes, 1 de julio de 2011

Si he vuelto a ponerme cursi...

... acháquenlo al calor, porfa. Pero al leer esto esta misma tarde en una terraza del Paralelo, justo al lado del Molino, me he dicho, ¡Pa'l Café!:

"One of the saddest days of my life was when my mother told me Superman did not exist. Cause even in the depths of the ghetto you just thought he was coming … She thought I was crying because it’s like Santa Claus is not real. I was crying because no one was coming with enough power to save us".
Geoffrey Canada, Waiting for ‘Superman’

Choque de trenes

En El Subjetivo