jueves, 19 de mayo de 2011

Contra la herejía de la Plaza del Sol

Vía TINGLADO

Desde que he visto una pancarta en la Plaza del Sol pidiendo "AMORCRACIA", estoy temblando de miedo.

16 comentarios:

  1. Fa estona que em pregunto què demanen exactament i si aquesta manera de demanar-ho porta enlloc. Quan es pon el sol, la platja també s'ompla de gent que demanen a la Lluna que no surti el Sol, mentre salten i ballen.

    ResponderEliminar
  2. Eso también le pasó a una amiga mía que presente en una manifestación contra la vigente ley orgánica 2/2010 - o sea, la del Aborto - se encontró junto a una pancarta en la que bajo el rostro sonriente de ZP se leía :ANTICRISTO, NO PREVALECERÁS.
    A mí lo que me perturba es la inquietud que estos infelices parecen estar empezando a difundir entre los dueños de la hacienda.¿Tan mal estamos?

    A ver lo que tardan en aparecer los " agents provocateurs."

    Y , a todo esto, me ha hecho sonreir la carta en la que Luis Garicano , de la LSE, le recomienda a la plebe de la Plaza del Sol lo que los alemanes llaman "socialismo en una sola clase".

    ResponderEliminar
  3. Esta Spanish Revolution a mi me parece una pataleta de los hijos de la LOGSE

    ResponderEliminar
  4. Y aunque solo fuese una pataleta... ya es "algo" más que nada, más de lo que muchos no son capaces de hacer, ¿no lo cree? Aunque espero y confío en que no tenga usted razón. El tiempo nos lo dirá.
    Pero para lo que no están los tiempos es para tachar enseguida de "pataleta" o para reducirnos a gente que ha venido a bailar y a saltar y pasárselo bien mientras hacen, de pasada y si surge, una manifestación, que no se sabe muy bien para qué es.

    Qué triste.

    Lo que se quiere es un CAMBIO. No es tan difícil de entender.

    En fin, un saludo, aunque hoy el café le salió amargo.

    ResponderEliminar
  5. Desde que apareció la masa se ha impuesto, en el trato con élla, el criterio que con tanto éxito inaguraron fascistas y comunistas: la adulación.
    Desaparecidos aquéllos, los partidos actuales, socialdemócratas en amplio espectro, siguen por el mismo camino, así como prensa, la llamada intelectualidad, etc. La crisis es un buen ejemplo.
    Parece que no nos equivocamos nunca o, al menos, tenemos siempre una buena excusa. Los indignados no hacen más que repetir las mentiras que les han dicho durante tanto tiempo.

    ResponderEliminar
  6. María: Este es el típico acceso hispano de emotividad pública que, usurpando el lugar de la opinión pública, pretende cagarse olímpicamente en todo. Pero lo peor de todo no es eso. Lo peor es la demagogia paternalista de algunos políticos de izquierda.
    Antes la izquierda se movilizaba para aplicar un programa; ahora, carente de programa, corre sin parar de aquí para allá en pos de cualquier movilización.

    ResponderEliminar
  7. Hola, señor Luri.
    No estoy yo tan informado como para opinar con rotundidad sobre esto, pero lo que sí creo es que la previsible reacción de los partidos (interesada y por tanto con vocación manipuladora) no invalida la protesta. Protesta que por otra parte ha dejado claro desde el principio su desapego a cualquiera de ellos; y así sigue.

    Que en un cajón de sastre cabe de todo, bueno y malo, inteligente y tonto, profundo y chorras, es obvio. Pero que esta iniciativa aporta algo nuevo y bueno, y que su manifiesto dice cosas muy razonables y sin embargo escandalosas, a mí también me lo parece.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Señor Portorosa: Un honor, poder disentir de usted.
    Yo no veo elementos positivos y sí muchos negativos.

    ResponderEliminar
  9. No, no, el honor es sin duda mío.

    Pues ya le digo que no manejo yo demasiados argumentos, y desde luego no los suficientes como para debatir el asunto. Pero espero (de hope) acertar.
    Con independencia de los frutos que pueda dar, que auguro escasos o nulos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. No es tanto lo que dicen defender lo que preocupa como la manera como gestionan su descontento. Se consideran los puros, porque son el pueblo. Todos los demás, partidos, sindicatos, instituciones, etc, son impuros. Y, efectivamente, lo son. Pero es que o pureza o democracia. Las dos cosas a la vez no. El que consideren moralmente superior la independencia al compromiso militante, me parece simplemente una desvergüenza.

    ResponderEliminar
  11. ¿La consideran?
    Yo creo que lo que descalifican son las actuales alternativas, no el compromiso político, ¿no?
    Habrá entre ellos quien defienda una democracia asamblearia de 45 millones de personas, pero vamos, que serán los menos; yo creo que la mayoría lo que pide es una revisión del sistema y de sus protagonistas.

    Eso, con independencia de que en muchas ocasiones, como dice usted en su siguiente post, haya protestas demasiado vacuas, intelectualmente pobres. Pero creo que ese es otro tema: más pobres son los programas electorales.

    Otro saludo.

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que lo que se pide (muy lejos de ser un 'cagarse en todo') son unos mínimos que deberían ser obvios para cualquier gobierno (del pelaje que sea). Y la necesidad de echarse a la calle es (también creo que lejos de un 'acceso hispano de emotividad pública') una consecuencia de la sensación (equivocada o no pero compartida por muchos) de que la mediocridad política continúa expandiéndose en muchos ámbitos (aquellos lugares que no han sido ya ocupados por la corrupción) y que no todo el mundo está dispuesto a aceptar eso en silencio.

    ResponderEliminar
  13. Querido Luri parece ser que Jose Luis Sampedro no esta muy de acuerdo con Ud. por lo que corre por la red. Recuerdo creo que eran las palabras de Ortega cuando dijo aquello de... No es esto no es esto que nos lo han cambiao. Si es posible que nos hayan cambiado esta democracia.

    Es posible que tenga Ud. razón maestro, que esto no llegue a nada, pero espero que se equivoque, y como mínimo algo si cambie, al menos para que se tengan en cuenta más sus tesis para con la educación.

    ResponderEliminar
  14. Qué pena me da esto... No son hijos de la logse los que estan detrás de esto, también hay hijos de la enseñanza franquista... Quizá no lo sabe, pero en 3 dias de acampada en Barcelona, cientos de miles de personas han pasado en algun momento por sus asambleas. Lo que allí se hace es educar en la participación, en la responsabilidad de hacerlo, en el debate público... que su nivel sea bajo es lo de menos. Es el inicio de un cambio, a mi entender, para todos los que han sacado la nariz por allí. Seguro que han vuelto a sus casas, con más conciencia política, y eso, creo, hacía mucha falta.

    Un saludo don Gregorio

    ResponderEliminar
  15. Como he leído en algún Blog amigo, hay que joderse, los de mayo del 2011 haciendo sentadas contra los que las hacían en mayo del 68. Y ninguno se ha sentado frente a Moncloa, ¿es que no se les habrá ocurrido? Ejem.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  16. Mi percepción de estas asambleas ¿ekklesías? se acerca mucho a lo que comenta Pedro. Experimentar ese proceso en el "ágora", con todas sus impurezas, ayuda empatizar y al "aprender haciendo y errando" que tanto eché de menos en Filosofía (y otras pre-LOGSEs). Personas que guardan silencio mientras escuchan activamente lo que otras (desconocidas y anónimas) argumentan, evitando reacciones fanáticas y asintiendo con un gesto de brazo o aplauso callado, acaba emocionando por infrecuente. Este hábito, entre las paredes de la Universidadludoteca de hoy, está casi extinto.
    Anoche, mientras esto ocurría, me pasó por la cabeza Sócrates, y me lo imaginé
    irónico y cascarrabias evitando la multitud, y con ello, evitándonos también caer el riesgo de caer en la autocomplacencia...
    Un saludo!

    ResponderEliminar