viernes, 22 de enero de 2010

Haití, II


Hay, sin duda, desastres naturales y desastres morales. Dos ejemplos de estos últimos: el de Alain Joyandet, ministro francés de cooperación, que ha acusado a los Estados Unidos de estar ocupando Haití, y el de Arabia Saudí, una de las naciones más ricas del mundo, que ha enviado a Haití... una carta de condolencia.

Un informe de la ONU que se acaba de hacer público informa que los gobiernos de la UE han aportado 119.895.596 dólares, o sea 0,27 dólares por habitante para la ayuda inmediata a Haití, mientras que los Estados Unidos han aportado 163.905.019 dólares, o sea 0,54 per capita, sin incluir los gastos del despliegue militar. Eso sí, la población europea sigue las imágenes de los informativos moralmente conmocionada.

Y mientras tanto... el cronista filosóficamente más fiable de lo sucedido en Haití sigue siendo Voltaire:

26 comentarios:

  1. Se me ocurre que lo que ha aportado cada Estado podría compararse con lo que ha aportado cada ciudadano de modo particular.
    Me explico. Si hacemos la media de lo que han dado los europeos individualmente a las ONGs para Haiti ¿saldría más o menos cantidad de la tu recoges en tu entrada?
    No lo se. Ni siquiera se si hay cífras.
    No estoy seguro que sea más. En mi caso, el Estado ha dado más que yo. No lo digo con orgullo. Doy algunas cantidades fijas a algunas ONGs pero con motivo de lo de HAiti no he dado nada.
    Resumiento, tu entrada (que parece una queja) el comentario que me suscita es que nadie nos impide a los ciudadanos corregir la tacañería de nuestros estados.
    Y se me ocurre una pregunta para la que no tengo respuesta.
    ¿Quién habría de dar más los Estados o los particulares?

    ResponderEliminar
  2. ??? Don Gregorio, o estoy mal informado o llega tarde su post, el gobierno Frances ha rectificado, no se si de motu propio o por presion popular, y ademas por una vez que Zapatero como presi de la UE ha estado a la altura de las circunstancias y a aplaudido la intervencion de los Americanos, y mire Ud. que soy critico con Zapatero.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda, el terremoto, más allá de que haya barrido de la faz de la Tierra a 70.000 seres humanos (y a saber a cuántos animales) de un plumazo, algo a lo que estamos todos expuestos (y unos, que son "menos iguales que otros", más sin duda) ha provocado que se les cayeran los calzones a más de uno. Un terremoto, es lógico que ponga al desnudo las impudicias más humanas...

    ResponderEliminar
  4. El que busca: Siguiendo tu criterio habría que añadir a lo que ha aportado el gobierno USA lo de sus ONGs y su ciudadanos particulares.
    Lo que está pasando en Haití es, en primer lugar, un desastre con perjudicados de carne y hueso. Pro es también un escenario de la política internacional. Los franceses miran con reticencias la intervención norteamericana en su excolonia, y tienen razón en algo fundamental: Los ciudadanos particulares juegan cada uno con su conciencia, los estados mueven sus hilos en estrategias de relaciones de fuerza.
    Europa está dando una imagen de sí misma que, a mi, humildemente, me parece confusa.

    ResponderEliminar
  5. Ruben: No creo que Europa esté a la altura de las circunstancias, ni mucho menos.

    ResponderEliminar
  6. Carlos: Europa no parece saber si tiene intereses más allá del de mantener limpia su conciencia.

    ResponderEliminar
  7. Gregorio; A raiz de esta entrada:

    "Claudio: Aquí quizás sería preferible referirse a la "natural aristocracy" de Thomas Jefferson.
    Respecto al straussianismo: no sé si te fijaste que las páginas 2 y 3 del suplemento de economía de La Vanguardia del pasado domingo estaban dedicadas al comentario de dos libros, "The pleasures and sorrows of work", de Alain de Botton y "Shop class as soulcraft", de Matt Crawford.
    Te daré unos cuantos datos sobre Crawford y tu vas atando los cabos:
    - Su libro recibió una elogiosísima crítica de Francis Fukuyama.
    - Estudió filosofía política en Chicago.
    - Fue dinamizador de un "think tank"
    - Cita con soltura a los griegos y a Alexandre Kojève.
    - La cita de Barbara Garson que aparece en este blog, arriba, a la derecha, está extraída de uno de sus artículos.
    - Recoge varias veces citas de un "extraordinario profesor". Pero me imagino que por precaución, no menciona su nombre. Pero las citas son muy claras para quien lo haya leído (a extraordinario profesor)

    En definitiva: ¡Qué muertos más vivos, esos neocons!"
    Me gustaria que me comentara la realación entre
    Crawford y Sennntt. Me interesa bastante la reivindicación que hace Sennett del artesanado,
    pero no comprendo la relacion con Crawford y Fukuyama y los bneocoms. Le agradeceria que me comentase algo sobre el asunto. Gracias

    ResponderEliminar
  8. Alexandre: A mi también me interesa mucho la reivindicación del artesanado por parte de Sennet. Tiene, además, implicaciones pedagógicas muy valiosas.
    Respecto a Crawford y Fukuyama, me imagino que ni será una sorpresa para usted si le digo que Fukuyama ha sido una de las principales figuras del neoconservadurismo. Lo único que añadía en el comentario es que Crawford es también un neoconservador.
    Quizás le sorprenda a usted saber que Strauss tuvo muy buenos amigos entre los socialistas, especialmente entre los socialistas británicos y los canadienses.

    ResponderEliminar
  9. Me sorprende bastante que Crawford sea neoconservador. Que reivindique el trabajo manual y la praxis como forma de vida. Pensaba que sería socialista como Sennet. No puedo enteder de donde proviene esta defensa siendo neocom. ¿Tiene usted alguna clave o referencia? Gracias

    ResponderEliminar
  10. Alexandre: Estará usted conmigo que su sorpresa no impugna las convicciones de los neoconservadores, que siempre consideraron que en la praxis se encontraba lo más profundo de un sistema social.

    Le confesaré tres cosas muy poco conocidas:

    1)En 1935 Strauss conoció, en el Sidney Sussex College de Cambridge, al socialista británico R. H. Tawney, profesor de historia económica de la London School of Economics. Sin su ayuda no hubiera podido ser profesor de la Universidad de Chicago.

    2) Strauss se encontraba filosóficamente más próximo a la crítica del individualismo realizada por un marxista como C.B. Macpherson (cuya obra admiró profundamente) que a la apología del liberalismo que desarrolló Berlín.

    3) He visto que en su blog habla usted de Michael Young. ¿Sabe quien impulso su obra en los Estados Unidos? Pues el "padrino" de los neoconservadores, Irving Kristol. Y estará usted conmigo que Young era bastante de izquierdas.

    ResponderEliminar
  11. Vale, Gregorio; es la vieja crítica a la "buena conciencia" que se manifestó como anticolonialismo y luego como antifascismo y por fin (¡caído el muro, recién!) como antistalinismo... Pero habrá que profundizar, ir a las raíces de ese "fenómeno" que de lo contrario podríamos atribuir a designios sobrenaturales y a errores de la selección natural, que para el caso daría lo mismo. No hacerlo es ser cómplices de menor grado de esa "buena conciencia".
    Así lo siento (y así me rebelo contro los paños calientes que se dejan oir...)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Carlos: Todos tenemos necesidad de sentirnos bien orientados moralmente. Lo que ocurre es que la orientación europea se caracteriza por una extrañísima mezcla de de cosmopolitismo, mala conciencia e ineficiencia política.

    ResponderEliminar
  13. Torpe de mi, no advertí (y mira que el dibujo superior ayuda) que lo que usted hacía era comparar la ayuda de uno y de otro. Es lo que tiene leer atropellado. Pensé que se quejaba de que ambos daban poco. Y se me ocurría plantear otro debate: ¿quién debía aportar más dinero? ¿La sociedad organizada o las iniciativas individuales de sus miembros?

    En fin, me da poco tiempo a leer blogs y los que leo los leo mal.

    ResponderEliminar
  14. ¿Qué significa "bien oriantados moralmente", Gregorio? ¿Lo que cada uno deduzca/lea de ese "lema" talmúdico (es que estoy leyendo a Strauss sobre el tema y tengo el término "a la mano")? ¿Vale para el islamista que mata a tantos "infieles" como pueda para alcanzar el "cielo"? No creo que se pueda seguir dejando las cosas bajo una capa de eufemismos que siguen despejando el camino de los que se critica con esos "paños calientes" a los que me refería... Pero... que cada uno siga arando ciego si así le es más cómodo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. No solamente vale para el islamista, sino que sobre todo vale para él, que está dispuesto a dar su vida por sus creencias.
    La necesidad de orientación es la primera ley de la naturaleza humana.
    Sin duda nosotros somos los buenos y la razón está de nuestra parte. Pero lo que le da fuerza a la razón en este sistema darwinista de convicciones que es la sociedad política internacional, es la fe que ponemos en ella.
    Cuando Fukujama recogía la idea kojeviana-hegeliana del fin de la historia, lanzaba esta pregunta a los que la niegan: ¿Por qué convicciones estáis dispuestos a dar la vida?
    ¿Qué pasaría si saliéramos a la calle cone sta pregunta en los países musulmanes y en Europa?
    Lo característico de nuestras convicciones, en Europa, es que nos creemos ben orientados precisamente por tener convicciones débiles.

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante lo que cuenta sobre Matthew B. Crawford y los neoconservadores. Me podría recomentar algún texto sobre esta "genalogía"
    socialista de los neocom? Gracias

    ResponderEliminar
  17. Alexandre: Me temo que toda la información disponible sobre "esta genealogia" se encuentra en El Café de Ocata.

    ResponderEliminar
  18. ¿Pero no encuentro los enlaces sobre el socialismo y el neconservadurismo?

    ResponderEliminar
  19. Puede encontrar alguna cosa de interés en el primer libro de la columna de la derecha.

    ResponderEliminar
  20. El "compromiso" straussiano y la apekación a la fuerza nietzscheana no son algo de la voluntad, algo electivo aunque lo parezca y hasta lo sea dentro de unos márgenes. Incluso la "renuncia" es posible, no voy a negarlo, pero sólo para encontrarse ante opciones "posibles". Quizás sea un poco spinozista aquí, pero creo que la cuestión es otra: no basta la "crítica" a la "elección inadecuada" (sea "la debilidad" europea o el tacticismo relativista de los politicos -para no usar mi término favorito-); se trata de hacer a fondo una sociología de las opciones que se "adoptan". Si no, nunca se entenderá nada y seremos nuevamente "sorprendidos" por la punta de las bayonetas bajo nuestros traceros (hoy a eso se lo llama "cisnes negros").
    Disculpa, pero últimamente estoy un tanto provocativo...
    Au revoir.

    ResponderEliminar
  21. Carlos: Si, tenemos perspectivas diferentes. A mi me preocupa saber si existe o no lo que Schmitt llamaba "el enemigo existencial" y si existe, comprender su naturaleza. Sospecho que buena parte de la filosofía de Strauss va encaminada en esta dirección.

    ResponderEliminar
  22. A propósito de Fukuyama:

    . It’s true that we are sick. And the most alarming symptoms can be called “relativism” and “nihilism”which certainly have something good about them: they make intolerance impossible. You can neither die nor kill in the name of something you only believe in relatively, or you don’t believe in at all. The trouble is that nihilism doesn’t let you live either. Rousseau had already seen it clearly: atheism doesn’t kill human beings, but it does prevent them from being born. But there’s no need of Christianity to combat relativism and nihilism. Basically there’s no need to combat them: they cancel themselves out, as a parasitic growth ends by strangling the tree it lives off, following it into death.

    (Rémi Brague)

    ResponderEliminar
  23. Brague es el straussiano europeo más consistente. A mi me ayudó a entender el concepto de ley (en su sentido fuerte: Torah o Sharia), con el que me estuve peleando durante bastante tiempo

    ResponderEliminar
  24. ¡Y además es un francés gruñón (valga la...)!
    ¿Ha visto la bronca a Ferry?

    http://www.youtube.com/watch?v=XLFvncV5lJI

    ResponderEliminar
  25. Claudio: Gracias por este vídeo impagable. ¡Magnífico Brague!

    ResponderEliminar

Dándole los últimos retoques

Saldrá en septiembre: