jueves, 22 de enero de 2009

Así como es propio de amigos verdaderos...

Para Vendepatrias, buena gente "malgré lui" (que pretendiendo poner a su patria en almoneda, parece ignorar que corre el riesgo de -como dirían los estadounidenses- lanzar al niño con el agua del baño):

Así como es propio de amigos verdaderos (verae amicitiae) reprender y ser reprendidos, haciendo lo primero con franqueza (libere), pero sin acritud (non aspere), y recibiendo la reprensión con paciencia y sin resentimiento (non repugnanter), del mismo modo se ha de tener presente que no hay en la amistad peste (pestem) mayor que la adulación (adulationem), el halago (blanditiam) y la excesiva condescendencia (assentationem). Es difícil exagerar al criticar ese vicio (vitium) de los hombres frívolos (levium) y pérfidos (fallacium), que siempre tratan de agradar con sus palabras, pero nunca dicen la verdad (ad voluntatem loquentium omnia, nihil ad veritatem).
Cicerón, De amicitia
Aprovecho la ocasión para hacerme eco del eco de Pedrals:


Me voy a Jaén