martes, 16 de octubre de 2007

Los príncipes valientes


Recibo emocionado un paquete con la novela recién horneada de Javier Pérez Andújar. Evidentemente no he tenido tiempo aún de leerla. Pero confío en él ciegamente. Javier me enseñó "que todo lo que rima es verdadero". Y él es una de las personas que conozco que mejor rima. Así que es imposible que no entusiasme. Los que visitáis El Café de Ocata desde Cataluña, lo conoceréis de la tele. Es este:

13 comentarios:

  1. LAs obligaciones diarias y las que me invento por inquieta, me restan tiempo para venir con la misma asiduidad con la que publicas.
    Pero, cuando hago mi entrada al café, aunque no me veas, ordeno uno a la turca, con lagún panecillo anisado aunque tenga prohibido los farináceos, y desplego el abanico de tus temas.
    Siempre, una cuestión paras pensar, para reír, para complicarse en lo propuesto.
    HAy que tener en cuenta tus recomendaciones literarias.
    Vignolo parece ser un personaje de ficción, sin embargo, fue tan real...
    He intentado contratar a un especialista para que me pinte el cuerpo de dos colores pero se ha negado a gastar tanta pintura dada mi dimensión exagerada. SIn embargo, he intentado leer en la postura del lector yogui que nos muestras... Y no... No he podido concentrarme en ell: había viento y las páginas se daban vueltas solas; y si movía mis brazos hacia el libro, se me desbarataba la pose en una muy poca elegante caída...Lo intent,é varias veces, en distintos lados... La gente me miraba extraño y vinieron cinco tipos que me maniataron en una camisa de fuerza. Nadie me creyó lo que explicaba...
    EL navegante ha dejado preguntas bravas, amigos...
    Pío Baroja he de redescubrirlo a instancias de tu post...
    Y así, estoy rindiendo examen para que creas, definitivamente, que cuando vuelvo, vuelvo con todo el ánimo de la lectura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias mil, certera Diana. He leído tu texto un par de veces, sintiendo como mi ego se iba inflando hasta no caber en la silla. He tenido que dejar de leer para no comenzar a levitar.
    Me interesa mucho este estrambótico Vignolo. Cualquier información que puedas proporcionarnos de él, será muy bien venida. ¿Será posible conseguir alguna de sus obras?
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me lo voy a comprar en cuanto pueda. Por cierto, sabe si dispone de algun blog. Y si es así, podría facilitarlo?

    ResponderEliminar
  4. enrri, los rumores que me llegan es que escribe un blog precioso llamado El blog del senyor Boix;

    http://blogs.ccrtvi.com/elsenyorboix.php

    Ahora; yo no le he dicho nada. El blog del senyor Boix es del senyor Boix.

    ResponderEliminar
  5. Gracies Subal, vaya ridi, si lo tengo entre mis preferidos. Por cierto, voy a enlazar su blog, desde mi rincón. Es interesante y además aprenderé muchos vocablos catalanos.

    ResponderEliminar
  6. Enrri: Subal le ha dicho lo que yo no le hubiese podido decir. Y si Subal lo dice...

    Por otra parte me da a mi que tiene mucho que ver con este blog:
    http://ladyfilstrup.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Gracias profesor,
    Todo lo que venga de ese Ser, bienvenido sea. Tambien lo enlazo, a ojos cerrados.

    ResponderEliminar
  8. Pues la primera palabra que usted aprenda será; benvingut o benvinguda!

    por otra parte, sepa que esto que le he contado es un simple rumor, traído de Frankfurt. Y de los rumores de Frankfurt, pues qué quiere que le diga... Ni la mitad.

    Salut, senyor Luri!

    ResponderEliminar
  9. Abducida la bitácora de ladyfilotstrup, que merece una lectura pausada, propio de un fin de semana.

    Vaya, vaya con lo de del senyor boix. Estos días ha sufrido una tormenta de spam su bitácora, que suelo referenciar.

    A ver si me hace caso de mi comentario en su día y llevan a Juan Pedro Quiñonero cuando se publique la versión catalana de De la inexistencia de España.

    Hablando de libros, Gregorio, ¿qué libro tuyo me recomiendas leer primero? Prometo hacerlo y escribir la oportuna anotación (si es para bien). Piensa que soy un aficionado a la filosofía nada más, de la que sé menos de lo que quisiera. Y si me causa muy buena impresión, también le pediré al senyor boix que te entrevisten en el programa L'hora del lector de C33 de Televisió de Catalunya (jueves noche).

    ResponderEliminar
  10. Maty le propongo la "Guía para no entender a Sócrates". Y que Dios lo coja confesado.

    ResponderEliminar
  11. Agapea Guía para no entender a Sócrates

    El socratismo como fenómeno histórico es indisociable de la singularísima rareza de su (involuntario) fundador, el cual atraía a unos con la misma fuerza con que repelía a otros, provocando tanto la adhesión entusiasta como la condena militante. Sócrates era en efecto, a los ojos de sus contemporáneos, alguien indefinible e inclasificable: un «átopos». El reto que dejó pendiente a sus seguidores fue mantener a salvo la conmoción filosófica despertada por esa singularidad. Tal fue el origen del extraordinario y novísimo fenómeno cultural de los «diálogos socráticos». La presente obra busca dar cuenta de la fascinación y la conmoción despertadas por Sócrates y contraponer la «atopía» socrática a lo que la historia no para de hacer con él cuando intenta, paradójicamente, dar coherencia a su rareza. Abriendo así la perspectiva epocal que, en diversos momentos históricos, traslucen las representaciones literarias, filosóficas y artísticas de Sócrates, pretende recoger el continuamente fracasado intento de explicar el mito fundador de la filosofía.

    Gregorio, tú quieres acabar conmigo. Pensaba que tenías algún libro de lectura más asequible para un profano, que llegó hasta Kant en COU sin llegar a entenderlo (creo que fue por culpa del profesor y por la escasez de tiempo).

    Con semejante resumen, como que no me atrevo. Te diré que anoche comencé la lectura de Nocturn de Primavera de Josep Pla (2006, edición de 1956), lectura mucho más asequible.

    ResponderEliminar
  12. Maty: Eso es lo que hay. Evidentemente, sea cual sea el motivo, siempre es mucho más aconsejable leer a Pla.

    ResponderEliminar